Estudios Siboney, predio fértil para los Latin Grammy (+Fotos)

Una vez más los Estudios Siboney se erigen como predio fértil para la creación musical y lo demuestra la reciente nominación de la placa “Este es nuestro Changüí”; del Changüí Guantánamo al Latin Grammy.

En los últimos años varias discografías bajo el sello Siboney consiguieron nominarse a estos premios y tres de ellas alcanzaron el galardón: “Un bolero para ti”; de Eliades Ochoa, “No quiero llanto: tributo a los compadres” y “A mí qué: tributo a los clásicos cubanos”; ambos del Septeto Santiaguero.

Con la producción de Fernando Dewar Webster y grabado por el experimentado ingeniero de sonido Máximo Espinosa Rosell; el disco contiene 11 temas y cuenta con la colaboración de Pancho Amat, Rubén Leliebre; Inocencio Heredia y Rudens Matos.

En exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias el productor manifestó la alegría por el suceso y confesó su gusto por el changüí; al cual considera la raíz del son; género disfrutado por muchos y defendido por él y los músicos a su cargo en diversos escenarios dentro y fuera de la Isla.

Aunque este no resulta el estreno de Dewar Webster en el quehacer de la producción discográfica –ya lo hizo antes con su Septeto Santiaguero- sí deviene una oportunidad para abrir el abanico de relaciones con otros artistas; y agradeció a Heydi González; miembro del departamento de Arte y Repertorio de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem) por la confianza.

De la interacción con los músicos de la Villa del Guaso resaltó el talento; la sencillez y el dinamismo estampado en cada momento del proceso creativo; aun cuando les propuso variaciones en la selección del repertorio y la necesidad de incluir algunas sonoridades para lograr un changüí más sabroso; y ahora ostentan, como recompensa al esfuerzo; la nominación en la categoría al Mejor Álbum Tropical Tradicional.

En las manos de Espinosa Rosell colocó Fernando Dewar los destinos de “Este es nuestro Changüí”, y como antes, el grabador ofreció a Cuba y al mundo un producto de exquisita calidad musical, pese a la obsolescencia tecnológica presente en los Estudios.

Desde ahora el Changüí Guantánamo, Máximo Espinosa Rosell y Fernando Dewar Webster transitan juntos por el camino del éxito, porque la nominación en sí se vuelve premio, y los Estudios Siboney de la Egrem, con sus cuatro décadas de creado por el músico Comandante Juan Almeida Bosque, reafirma su condición de fructífero espacio para la música oriental y cubana.

Fuente ACN

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicado

Solve : *
2 + 12 =