La Conchita vuelve a exportar

Con su marcado criollismo, la emblemática fábrica de conservas de frutas y vegetales La Conchita, retoma el mercado internacional.

La pasta de guayaba, uno de sus productos más icónicos, llega ahora a Europa a partir de la inserción de la Unidad empresarial de base (UEB)   de igual nombre a la cartera de oportunidades de la Cámara de Comercio de Cuba.

Eso significa un compromiso muy alto  porque a partir de ahí estamos en el deber de  seguir incrementando las exportaciones y  todas las producciones destinadas  al turismo y  al consumo nacional, comenta Fidel Boza Salazar, director de la UEB.

Y agrega que el hecho es oportunidad para  que la industria vuelva a alcanzar  todo el mérito que tenía  en el mundo y en el país, un  anhelo materializado gracias al esfuerzo del colectivo de trabajadores, subraya.

Conservas que distinguieron a La Conchita vuelven a colmar sus áreas, entre ellas el casco de toronja y las compotas Osito, destinadas a los niños cubanos,  junto a otras cremas y dulces en almíbar, toda una gama que la enalteció.

La calidad y la inocuidad de los alimentos prosiguen como punto de mira de nuestra industria, es la estrategia trazada por el Ministerio de la Industria Alimentaria y hacia ella nos proyectamos, explica Boza Salazar.

Con ese fin concluyeron el sistema de tratamiento de residuales, considerado  base para nuevas inversiones para las que ya se prepara el colectivo, integrado por más de 600 trabajadores.

La Conchita renace…

Hoy  La Conchita  asume la construcción de la obra civil  de lo que constituirá la línea de mayonesa que dispondrá  de una moderna tecnología y,  además,  aclara Boza Salazar,  se trabaja también  en el filtro sanitario  de otros perfiles productivos que asumiremos en el futuro.

Como Ave Fénix que renace de sus cenizas, la emblemática fábrica de conservas de Pinar del Río, no detiene su ritmo a pesar de los retos impuestos por la situación energética del país.

Realmente ha sido un reto en los últimos dos meses, hemos laborado en condiciones extremas pero firmes con el colectivo de trabajadores  y aquí estamos, sin dejar de  producir.  No hemos parado ni un solo día y vamos a continuar sin dejar de adoptar medidas de  ahorro, adecuando  horarios de trabajo  pero conscientes de que es esta y no otra la respuesta que espera de nosotros se espera, concluye Fidel Boza Salazar, director de la UEB La Conchita que hoy materializa uno  de  los reclamos de la nación, incrementar las exportaciones.

Leer también: Fábrica pinareña La Conchita, por más producciones

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicado

Solve : *
18 + 15 =