Pinar del Río fortalece las exportaciones desde el sector empresarial

Unos 60 nuevos surtidos para las exportaciones tiene identificado Pinar del Río en correspondencia con el llamado de la dirección del país; a fin de elevar los ingresos por ese concepto y destinarlos a programas cardinales de la economía nacional.

Del total, 32 están en el mercado internacional y se concentran en el sector minero, agrícola, alimentario y las industrias locales. Sobresalen los concentrados de plomo y zinc, el carbón vegetal en pequeño formato, derivados de la miel como la cera, el propóleo y el propoforte, resina de pino, langosta, pepino de mar, masa de cobo, por mencionar algunos.

Tienen como destino los mercados europeo, asiáticos y latinoamericanos, donde se consolidad la aceptación de los mismos por la calidad y es evidente la presencia vueltabajera.

Pinar del Río vaticina incorporar a las exportaciones la berenjena verde y morada, habichuela larga y corta, así como surtidos de la Empresa de Bebidas y Refrescos y de la emblemática Fábrica La Conchita.

Otros productos con destino a la exportación están en proceso de evaluación al depender de la contratación con los campesinos y la existencia de recursos materiales y condiciones de riego para el fomento de los mismos y la concreción de la inversión extranjera.

“Este proceso de actualización que se acomete descubre potencialidades sin explotar y la obligación de aprovecharlas en pos de las entidades y la nación ante la aguda crisis financiera y los daños del coronavirus a la economía mundial y cubana”

comentó Jorge Lázaro Martínez Lazo, jefe del departamento provincial de Comercio Exterior, Inversión Extranjera y Colaboración.

Hizo resaltar, también, los empeños de las industrias locales con productos derivados de la madera y de alta demanda en el mercado español por su significativa utilidad en el sector agrícola; así como mobiliario de jardín o playa: sillas, mesas de picnic, cestos, escobas y cercas de distintas dimensiones.

Según las estrategias a corto y mediano plazo, además, del rescate de diferentes renglones disipados en el decursar del tiempo por razones ineludibles, los pinareños conciben el mejoramiento tecnológico de las fábricas para aprovechar nuevas oportunidades de negocios tanto en el mercado en frontera como en el internacional.

Tal es el caso de la resina de pino que proporciona mayores ganancias que van desde la colofonia y la trementina a precios elevados, así como la  exploración de capacidades en el sector estatal a partir de las reservas de cada entidad y potenciar los encadenamientos productivos a nivel local y nacional.

En este 2020, la provincia aportará a las arcas del estado un aproximado de 190 millones de pesos en moneda libremente convertible a fin de respaldar bienes y servicios necesarios al progreso y a los pobladores de la mayor de las Islas caribeñas.

En aras de este empeño, precisó Martínez Lazo:

“Se trabaja de manera sistemática. Se exploran mercados y se flexibilizan requerimientos para atraer más a las comercializadoras y demostrar la calidad de los surtidos que se exportan. Singular papel corresponde a los empresarios, quienes deben trabajar por el cumplimiento de los objetiivos de la entidad, el beneficio de sus trabajadores y mediante mecanismos financieros que incentiven las exportaciones y los conviertan en verdaderos agentes de negocios.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicado

*

code