Ante la COVID-19 redoblar la vigilancia

En La Palma desde que reabrieron las operaciones en los aeropuertos creció la entrada de visitantes procedentes del exterior.

El mayor número de arribantes proviene de la comunidad cubana residente en los Estados Unidos. En este periodo solo uno de los viajeros ha resultado positivo a la COVID-19.

El sistema de salud palmero tiene diseñado un protocolo de actuación que comienza con la notificación del arribo y el posterior seguimiento durante la permanencia.

El trabajo intersectorial permite un control efectivo sobre el viajero con el fin de evitar el contagio intradomiciliario y en la comunidad.

“….el trabajo multisectorial nos permite conocer de antemano del arribo de la persona. Se visita la casa y se certifica a la vez que se activan todas las organizaciones y los comités de vigilancia para evitar un posible rebrote…”

María del Carmen Pérez Posada, directora municipal de Higiene y Epidemiología

Un equipo multidisciplinario de epidemiólogos, médicos y personal de enfermería se encarga del pesquisaje a quienes arriban al territorio. La realización de un PCR al quinto día de la llegada completa el diagnóstico.

El monitoreo a la base de datos y la comunicación efectiva ante la demora de los resultados evita molestias e indisciplinas.

En una etapa crítica se encuentra hoy Cuba con el aumento del número de casos positivos a la COVID-19.

Ser exigentes en el cumplimiento de las medidas acorde a la fase en la que nos econtramos y no descuidar la vigilancia ante la indisciplina de algunos permite prevenir la propagación del virus.  

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image