Apicultores pinareños por más exportaciones en 2021

Incrementar la presencia de productos cubanos en el mercado foráneo, a tono con las necesidades de la economía nacional y en correspondencia con las potencialidades de los territorios es una premisa en los empresarios del país y en cuya intencionalidad están presentes los pinareños.

Una muestra de la búsqueda de mayor calidad y diversificación de los rubros exportables es la Unidad Empresarial Apícola de Pinar del Río; donde los esfuerzos conducen a la obtención de mieles con denominación de origen y la específica de determinadas floraciones como el almendro y la baria.

Ismelis Bárbaro Prietos Acanda, director de la entidad explicó que la primera es en aquellas áreas con condiciones diversas de floraciones y paisajísticas al avalar su éxito en el mercado internacional.

Este dijo, es el caso del Valle de Viñales; Parque Nacional y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; con un elevado endemismo y diversidad biológica florística.

Aquí se obtienen 25 toneladas de miel anualmente y la responsabilidad recae en el productor Antonio Rodríguez y su familia; con más de 20 años de experiencia en estos quehaceres.

Hoy los ocupa la capacitación y certificación; gestión que se prevé materializar en los próximos meses. La realización de la misma será de significativos beneficios para ambas partes; al contar con las condiciones materiales requeridas y a propósito con la tarea ordenamiento; al elevar los ingresos y propiciar mejor calidad de vida.

A este objetivo se le agrega, además, el de la miel de floración en la zona de Guanahacabibes; Reserva Mundial de la biosfera y bosques siempre verdes de gran uso melífero. Además de su miel ecológica, certificada en el mercado internacional según los estándares de calidad establecidos; con un plan anual de casi 115 toneladas, se centrarán en otras 20 de almendro y baria; con múltiples empleos farmacéuticos al recomendarse en pacientes con problemas en la vesícula biliar, hígado graso, en personas que no cuidan su alimentación y sufren de dificultades digestivas, gases, flatulencia, por citar algunos.

Estos quehaceres serán asumidos por los 15 trabajadores de la UBPC Península de Guanahacabibes y único lugar de Vueltabajo; donde es posible por las características florísticas de la más occidental región del país; donde además, predominan otras especies como la jocuma, almacigo, mangle y guanito de costa.

La UEB Apícola Pinar del Río incorporara a sus resultados finales productivos una tonelada de polen de abeja; experiencia que asumen por vez primera. Esto lo emplean también, en la fabricación de medicamentos al regular los procesos digestivos por sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, asi como también por su utilidad para mejorar la visión, estimular el estado anímico, es energizante, contiene vitamina – C y es un cosmético natural. 

El polen de abeja es un producto de reciente incorporación, rico en nutrientes y lo producen las abejas a partir del polvillo fino que recogen de las flores; que luego mezclan con su saliva, néctar y miel; es de color amarillo-ocre, y varía en función de la especie vegetal de la que procede.

Este empeño consolida el encadenamiento productivo con la industria farmacéutica; acción que ya se asumía con la miel y el propóleo para la fabricación de diversos subproductos.

Asimismo, están inmersos en la sustitución de importaciones al asumir la construcción de los elementos de las colmenas como cajas, tapas y fondos, con madera del país; a partir de los contratos con las empresas forestales del territorio.

Este año tienen un plan de 531 toneladas de miel, 9 310 kilogramos de cera, 1 080 de propóleo y 50 de jalea real; surtido que obtienen desde hace algunos años; cifras posibles según apunta su directivo; amén de los rígidos protocolos sanitarios ante la presencia de la COVID-19  y el déficit de algunos recursos trascendentales como consecuencia del bloqueo.

Tales circunstancias imponen estrategias, la búsqueda de alternativas territoriales e iniciativas en pos de mantener las producciones.

Igualmente, trabajan en el completamiento del potencial de colmenas al faltar 268, las cuales se incorporarían a las 12 000 existentes y en lo que ha incidido el mal estado de los viales en el sur de la provincia y el norte del municipio de Viñales; para lo cual se coordina con el Polo Productivo Hermanos Barcón.

En las cifras comprometidas importante rol desempeñaran los tres criaderos certificados de abejas reina, localizados en los municipios de Consolación del Sur, Pinar del Río y Guanahacabibes; los cuales aportarán más de mil núcleos de fecundación que facilitará el cambio del ciento por ciento de las reinas de Vualtabajo en aras de los rendimientos; así como el adecuado manejo de los laboriosos insectos y el oportuno traslado hacia las zonas de floración; razones por las cuales es perceptible el favorable estado de salud de las abejas.

Es innegable el aporte de la laminadora instalada aquí desde hace cuatro años; que abastece las láminas de cera estampadas para colmenas de Artemisa y Pinar del Río; y permite elevar tanto las colmenas verticales como horizontales en pos de los niveles productivos.

Vueltabajo exhibe una recuperación sostenida en la obtención de miel; pese a las afectaciones del pasado año por distintos eventos meteorológicos que afectaron al país; pero la incidencia de esas precipitaciones fueron palpables en el pasado mes al acopiarse 20 toneladas de miel; récord de producción en un mes de enero en la provincia.

Aquí  tampoco  se descuida la reforestación con especies melíferas no existentes en las áreas  de protección de los apiarios y la atención al capital humano al mantener con su ingenio y la innovación artesanal la producción de los diferentes renglones.

Los apícolas pinareños son perseverantes en estos tiempos en que la economía nacional reclama energías, altas producciones y calidad en aras de financiamientos para la sostenibilidad y el desarrollo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image