Bahía de Tweets ¿Herencia de Biden?

Bahía de Trinos, -Bay of Tweets- así nombran internautas, tuiteros, fabricantes de memes y demás, al entramado mediático que condujo a los sucesos del 11 de julio en varias ciudades y poblados de esta isla.

La referencia viene de, Bay of Pigs, o sea, Bahía de Cochinos, lugar al sur de Cuba mundialmente conocido a partir de abril de 1961 como, el escenario donde el imperio estadounidense sufrió la primera gran y humillante derrota en América.

En la madrugada del 17 de abril de 1961 se produjo allí un intento de invasión autorizada por el recién elegido, Kennedy. Pero es justo reconocer que el “bebé” no le pertenecía: era el fruto de la Agencia Central de Inteligencia CIA y del saliente Eisenhower.

El plan suponía que, tras el desembarco, los invasores obtendrían apoyo popular; pero en caso contrario debían internarse en las montañas y desarrollar una guerra de guerrillas.

Fracasaron: no hubo levantamiento popular, las fuerzas de la Revolución mostraron superioridad combativa desde el primer momento y, 72 horas después, los 1.400 invasores de Bahía de Cochinos, se rindieron o fueron capturados.

La administración demócrata, heredera de la criatura, recibió la crítica internacional, y hubo de negociar con Cuba para cambiar a los “hombres más valientes del mundo”- según Jackie Kennedy, en discurso ante los devueltos- por tractores, incubadoras y compotas.

El 11 de julio del 2021, también hubo un intento de la invasión. Solo que sus creadores la atemperaron al momento, y si la decisión de 1961 en Bahía…fue el uso de las armas, hoy emplearon el dinero que paga a los traidores y a los oportunistas, la delincuencia des- organizada y las tecnologías de Internet; en un lugar especial estuvo la red social, Twitter. De ahí, Bay of Tweets.

Bahía de los trinos, la otra invasión

Bahía de Tweets ¿Herencia de Biden?
Playa Girón, en Bahía de Cochinos, Cuba

Si en Girón, que es como conocemos los cubanos al lugar de la derrota, bastaron 72 horas para triunfar, en Bay of Tweets solo fueron necesarias 24.

Pero el asunto de este trabajo no es la narrativa de hechos harto conocidos, sino el comentario de una teoría que salta de cell en cell, con visos de autenticidad, a juzgar por los acontecimientos que enmarcaron a la administración saliente respecto a Cuba.

Por alguna parte un perro rabioso “confesó” que, el “Bebé de Rosemary” es hijo legítimo de…Trump, autor intelectual de la revuelta callejera organizada desde USA a través de la Internet. Según lo revelado, el expresidente aprobó el plan al entonces secretario de estado, Mike Pompeo.

Quiso la historia, repleta de contingencias, que ambas “fincas” pertenecieran a gobiernos republicanos de línea dura…y tuvieran que “administrarlas” los demócratas.

Lo que no esperaban, ni Trump y ni sus seguidores era una victoria electoral del partido demócrata. Así, y a la usanza de abril de 1961, “Uncle Joe”, lo mismo que Kennedy, heredó la otra invasión.

Claro que, el anaranjado no es el único padre: según declaraciones, el útero de Rosita Payá, Twitter con su Bahía de Tweets, influencers como Oti, la CIA- que esta gente juega al duro- y demás personeros de la política anticubana participaron en la elaboración del batido nauseabundo que intentó sumir las calles cubanas en el baño de sangre más grande de la historia.

Un escrito de Max Lesnik, aún no confirmado por este redactor, señala a Biden como, (…) “el gran culpable”. Y lo peor: (…) “se le endilga la acusación de genocidio puesto que se pretendía (…) que la pandemia de Coronavirus contagiara a los manifestantes”.

Según el periodista de origen cubano, (…) “fue tan pérfido el plan que le dieron instrucciones a sus “disidentes” para qué no se sumaran a los actos callejeros». Al parecer, fue así, ni las “Damas de Blanco”, ni ninguno de los cabecillas pagados por Washington salieron a la calle. Los delincuentes y los tontos útiles serían los que pusieran los muertos. ¿O no?

Pero todo se derrumbó en Bahía de Tweets, y el presidente, que supuestamente escucharía a la mayoría de los cubanos en los Estados Unidos, y eliminaría las más de 200 medidas tomadas por su antecesor, terminó en una lancha de desembarco, remando a la derecha, calificando a la isla de, “estado fallido” y preparado para “gestar” los vientres insanos de María Elvira Salazar, Rosita Payá, y los otros bien conocidos que ayudarán a mantener a la criatura del bloqueo. Tremendo pastel.

Con lo que no cuenta la administración norteña es con un creciente movimiento antibloqueo dentro de los propios States, en el que la mayoría de los cubanos abogan por la vida y la normalización con el país de origen. Nunca imaginó Old Joe que la intelectualidad estadounidense le pediría cuentas claras ante el manifiesto genocidio, ni le pasó por la cabeza que, un mundo altamente “cabreado” ya no está dispuesto a ser ignorado, y mucho menos a permitir una guerra en el Caribe contra el país que, según el presidente mexicano López Obrador, (…) debía ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

Por otra parte, y aunque muchos bien cortos de luz lo minimicen, la Organización de Estados Americanos- Ministerio de Colonias- está a punto de irse a bolina. Regresa también la izquierda latinoamericana con pueblos más despiertos y políticamente maduros; y México, el gran México lindo y querido, al parecer está decidido a jugar el auténtico papel que le destinó la historia entre los pueblos de la Patagonia al Bravo.

Pero lo definitorio en esta historia macabra, orquestada por los hombres y mujeres más malvados del planeta es que, los cubanos patriotas, los que no aceptan dineros ni promesas, los que no se asustan con bravucones de AR 15, pistolas y obscenidades… en Facebook, suelen enroscarse al revés y crear un bacanal sobre una cuarta de tierra. Bahía de Cochinos, y la de los Tweets serán recordadas por muchos años como ejemplos de derrotas.

Dijo Fidel, el nuestro, que, “Una cosa que el enemigo tiene que saber de manera inconfundible es que la batalla contra nosotros es a muerte, que no se vaya a hacer ilusiones de que el país se va a desplomar, nosotros hemos dicho que las armas de la Revolución no se entregan sin combatir”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image