Birán: donde los pasos dejan huellas tras la cuna de Fidel

Hay pasos que pretenden dejar huellas, los nuestros nos llevaron a Birán, el sitio donde el 13 de agosto de 1926, Lina Ruz trajo al mundo a su hijo Fidel.

Birán, fue la cita pendiente de muchos con la historia de un holguinero, abogado, guerrillero y periodista que cumple 95 años.

Hasta ese lugar llegamos un grupo periodistas, ávidos por escudriñar el sitio que en cada espacio te hace imaginar esos años.

El tiempo allí se detuvo, los horcones de caguairán sobre los que se sostienen las instalaciones, se encargan de conservar los recuerdos, algunos tienen 400 años.

Ansiosos por conocer cada detalle, hicimos gala de nuestro oficio y preguntamos sin cansarnos en Birán.

Como pinareños, sentíamos el orgullo de venir de una tierra que mucho tiene que ver con las raíces de Fidel.

No podíamos tener mejor interlocutor que Antonio, un guajiro historiador nacido en las tierras del viejo Castro, que transpira conocimiento y memorias.

La escuela, el camino, el algarrobo de 130 años y su sombra, las casitas de los trabajadores haitianos, todo habla de Fidel y sus hermanos.

En Birán se habla también del padre, de la madre amorosa y creyente, la pinareña visionaria que siempre tuvo fe en la grandeza de su hijo y en la continuidad de la obra iniciada por él.

Birán fue el encuentro previsto y cumplido con la vida de Fidel Castro, una etapa que recordamos, justo en el año de su 95 cumpleaños.

En Video: Birán, Lina y los ases de la Revolución

Leer además: Fidel Castro y su vínculo con La Palma

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image