Cinco acciones que perjudican tu cuenta de Instagram

En el último tiempo nos la pasamos hablando sobre los algoritmos y la importancia que tienen a la hora de definir qué ven las personas en las redes. Entender cómo funcionan ES CLAVE a la hora de mejorar nuestra performance en el mundo digital y lograr hacer conocido nuestro emprendimiento. Eliana Motolo, cofundadora de la plataforma Mujeres que Emprenden, periodista especializada en emprendedorismo y redes sociales, con más de nueve años en agencias de comunicación digital, nos cuenta cuáles son esas cosas que NUNCA tenemos que hacer si no queremos que el algoritmo en cuestión nos penalice.

¡Hora de hacer mea culpa! Las redes sociales y sobre todo Instagram, nos da a las emprendedoras un espacio increíble para poder conectar con gente a la que no hubiesemos podido llegar nunca antes. Es el escaparate visual por excelencia y, aunque nuestras publicaciones muchas veces se ven limitadas por el algoritmo, nosotras también podemos ayudarlo para que nos tenga en el mapa y muestre más nuestro contenido. La práctica hace al maestro y por eso, hoy te vamos a ayudar a identificar cuáles son las acciones que pueden estar influyendo en la visualización de tu contenido en feed, historias y Reels.

Tener poca constancia

Es el ritmo o la frecuencia que tenemos para subir posteos a las secciones de Instagram. Si somos consistentes y encontramos nuestro propio ritmo, podemos ayudar al algoritmo a catalogarnos como una “cuenta activa”, que genera novedades e interactúa con su comunidad. Lo importante en relación a esto no es seguir fórmulas mágicas, sino tener el compromiso de hacer actualizaciones a la medida de tu negocio. Si manejás vos misma tus redes, empezá por decidir cuántos posteos a la semana estás en condiciones de generar y calendarizalos. De esta manera, te vas a olvidar del famoso “no sé qué postear” y vas a poder trabajar más en la estrategia que en el armado del post, lo que va a mejorar tu relación con la comunidad.

Subir sólo promociones de producto o servicios

Cuando subimos solamente publicaciones para vender o promocionar lo que hacemos en nuestro emprendimiento, les generamos a nuestros seguidores el hábito de reaccionar únicamente cuando están interesados en comprarnos. Tenemos que entender que si la gente no conversa, el algoritmo considera que nuestro posteo no es muy relevante para nuestra audiencia. En ese sentido la recomendación es intercalar las publicaciones de venta, con contenido de interés para nuestra audiencia objetivo. Pueden ser posteos educacionales, de humor, o incluso de tendencias o de datos curiosos. Vas a ver que es mucho más probable que la gente le dé “Me gusta” o comente un posteo de este tipo, que uno de venta, lo que va a ayudar a que sigas dentro del radar de Instagram.

Seguir y dejar de seguir cuentas

¡Hay que ponerle un stop a esto! Es una mala práctica y está penalizada. Según los términos y condiciones de la aplicación, esta actividad puede resultar molesta para los usuarios e incluso sospechosa. Es uno de los motivos por el que, con frecuencia, se inhabilitan perfiles temporal o permanentemente. Lo mejor que podés hacer para crecer en seguidores es trabajar en una estrategia de contenidos que te ayude a crear una comunidad interesada en lo que hacés.

Grupos de interacción

Estos grupos también llamados “Instagram pods” los crean emprendedoras o perfiles a través de los mensajes directos de Instagram o por Whatsapp, buscando “ganarle al algoritmo” y compartiendo sus publicaciones para que los miembros del grupo vayan al contenido que subieron e interactúen en los primeros momentos para elevar la interacción. Lo cierto es que Instagram reconoce estas prácticas y llas penaliza. Además, al abandonar los grupos, la interacción se desploma y tu contenido se empieza a mostrar a perfiles que no son parte de tu público objetivo. En ese sentido, es mejor tener poca interacción real y auténtica, que mucha y falsa.

No humanizar el contenido

Tenemos que pensar que la gente, cuando conoce un emprendimiento en redes sociales, no solamente empatiza con su producto o servicio, sino además con su mensaje, su propósito de marca, sus valores, y por supuesto, con las personas que están detrás del proyecto. Por eso se dice que cuando le compra a un emprendedor, no solo apoya al emprendimiento, también el sueño de una persona. Teniendo esto en cuenta, no tengas miedo de mostrarte o darte a conocer, porque no hay nada más lindo que conocer a las personas que están detrás de un perfil de Instagram soñando a lo grande.

Fuente La Nación
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image