Colombianos cautelosos ante diálogo con el presidente Duque

El presidente de Colombia, Iván Duque, sostuvo hoy una reunión con la llamada Coalición de La Esperanza en medio de críticas y la cautela por la limitada presencia de protagonistas y promotores del paro nacional.

Según el mandatario, a quien la población responsabiliza por la violencia desatada contra las multitudinarias movilizaciones, la cita fue ‘productiva’ y ‘una gran oportunidad de diálogo, por encima de diferencias y sin cálculos políticos’.
‘Buscamos soluciones y consensos por el bienestar de los colombianos, y garantizar la atención de los más vulnerables’, escribió en su perfil de Twitter.

Señaló que en el encuentro su gobierno reiteró su ‘respeto a la protesta pacífica, como expresión democrática, y el rechazo a la violencia y vandalismo’.

Al respecto, el expresidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998) instó a Duque a escuchar la calle.

‘El diálogo hasta ahora ha producido más respaldos al Gobierno que salidas a la crisis. Es tiempo de invitar a Palacio a los promotores de la protesta, a los jóvenes que la lideran, a los partidos de oposición y a los movimientos sociales’, subrayó Samper.

El senador por Alianza Verde Antonio Sanguino, quien integra la Coalición de la Esperanza, explicó que en la cita pidieron al gobierno de Duque establecer una comisión de derechos humanos que investigue el abuso policial.

Como segundo punto demandaron e insistieron abrir un escenario de negociación con el Comité Nacional del Paro, agregó.

En tercer lugar, diseñar un plan de emergencia social que debe incluir renta básica para seis millones 200 mil familias, matrícula cero para todos los estudiantes de las universidades públicas del país, detalló Sanguino.

También exigieron un programa de apoyo al empleo formal para los pequeños negocios y las microempresas para salvar ese tejido empresarial, añadió.

En recientes declaraciones a Prensa Latina, la senadora Victoria Sandino por el partido Comunes manifestó su desconfianza en el diálogo con el gobierno de Duque.

Ahora el mandatario está con su supuesta mano tendida para un famoso diálogo nacional, de lo cual seguro no saldrá nada, enfatizó al referirse al criticado llamado desde Casa de Nariño para una salida a la crisis que deja fuera a muchos protagonistas de las movilizaciones.

Recordó que, en 2019, con las mesas instaladas en el contexto del paro de noviembre de ese año, salieron miles de iniciativas y ninguna tuvo trámites por parte del gobierno.

Desde el 28 de abril pasado, cerca de 40 personas fueron asesinadas en el contexto del paro nacional, por el exceso policial, de acuerdo con estadísticas recabadas por organismos independientes, humanitarios y organizaciones no gubernamentales.

ga/otf

Más información:
– Exigen respuestas a uso de blindados contra protestas en Colombia
– Eurodiputados piden diálogo en Colombia y respeto a manifestantes
 ONU ve en Acuerdo de Paz solución a crisis en Colombia
– Policías agreden a periodistas en Colombia

Fuente Prensa Latina
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image