Comienza aplicación de segunda dosis de vacunas cubanas contra la COVID-19

Los candidatos vacunales cubanos antiCovid-19 Soberana 02 y Abdala entran hoy lunes en la aplicación de la segunda dosis de la fase III de ensayos clínicos, cada día más cerca de demostrar su capacidad de respuesta contra el SARS-Cov-2.

Las dos formulaciones forman parte de una lista de la 24 vacunas de sub-unidades que se desarrollan en el mundo, incluidas además en el grupo de 16 que en la actualidad avanzan en la tercera etapa de sus ensayos.

Este periodo tiene como principal objetivo evaluar la eficacia, la seguridad y la inmunogenicidad de la vacunación anti SARS-CoV-2, causante de la enfermedad, y está caracterizada por ser multicéntrica, adaptativa, en grupos paralelos, aleatorizada, controlada con placebo y a doble ciego.

Soberana 02, del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), fue la primera formulación en comenzar el estudio el 8 de marzo último en la capital con 44 mil 10 voluntarios de 19 a 80 años.

Su esquema de inmunización es de cero, 28 y 56 días y hace solo unas jornadas sus desarrolladores dieron a conocer que todos los sujetos incluidos en la investigación habían recibido la primera dosis.

Mientras el inyectable Abdala, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, la segunda propuesta de Cuba contra la Covid-19 en llegar a esta etapa, echó a andar con la aplicación de la primera dosis el pasado 22 de marzo.

Diseñada con un esquema corto de vacunaciones, de solo cuatro semanas (cero-14-28 días), culminó en 10 jornadas ese ciclo en 48 mil voluntarios de las provincias de Santiago de Cuba, Guantánamo y Granma, con gran incidencia de la enfermedad en los últimos tiempos.

Soberana 02 y Abdala se unen ahora en la administración de la segunda dosis a los más de 92 mil sujetos participantes en esas dos investigaciones.

A su vez, prosiguen en las provincias seleccionadas los estudios de intervención de ambos candidatos dirigidos al personal de la salud y de la industria biofarmacéutica, mientras Abdala además sale de los predios orientales y recorre otras ciudades en su avance a occidente para la inoculación a esos grupos de riesgo.

La idea de la comunidad científica cubana es poder vacunar con su fórmula propia a cerca del 70 por ciento de la población en julio y agosto.

Abril será decisivo para comenzar ensayos con otro de los candidatos para la población pediátrica de cinco a 18 años.

Fuente Cubadebate
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image