Con amor y esperanza: Un regalo de buena fe en Pinar del Río

“Con Amor y Esperanza” es el nombre del proyecto que lleva a niños y jóvenes con síndrome down la posibilidad de disfrutar la vida e insertarse de una forma activa y útil a la sociedad pinareña.

Sueños hechos realidad, aprendizaje contínuo y autovaloración, son algunos de los avances que día a día se aprecian en los infantes que forman parte de esta iniciativa.

Hoy día la espontaneidad de cada uno de los integrantes conquista sonrisa y agradecimiento a quienes lo visitan, logra con su enfoque artístico y terapéutico sus mostrar sensibilidades al mundo sin resistencia.

Surgimiento…

Preocupaciones y falta de motivación en su hija, síndrome de down, hicieron que Jesús Carrete Rodríguez, pintor, grabador y responsable del proyecto incentivara en su pequeña hábitos de pintura y grabado, los cuales sentaron las bases de esta creación humanitaria.

Carrete

“El proyecto surge en el 2002 por una necesidad que tuvimos varios padres de que los muchachos se integraran más a la sociedad, buscando motivaciones para que ellos tuvieran mejor calidad de vida.

“Comencé impartirle clases de pintura todos los viernes y fui motivándolos mediante la técnica del grabado, se quedaron atrapados y a su vez se motivaron a integrarse a la sociedad por mediación del arte”

Jesús Carrete Rodríguez

Fue así como incrementó su matrícula y se transformó en lo que es hoy, una de las obras con mayor impacto en la inclusión de personas con discapacidad severa en los últimos años.

Posibilidades de hacer y aprender con amor y esperanza

Más allá de las limitaciones propias de la enfermedad, como la pobreza en el lenguaje y la lentitud en el aprendizaje, estos niños en cada encuentro demuestran sus posibilidades reales de hacer y aprender.

“Nosotros cuando empezamos el proyecto realmente nunca nos imaginamos las grandes potencialidades que los muchachos tenían para hacer cosas, ellos tiene muchas posibilidades desde el punto de vista cognitivo pero realmente las mayores potencialidades de ellos están desde el punto de vista afectivo, para ellos más que pintar constituye un punto de encuentro, es un lugar donde se les respeta, se les motiva mucho, donde se le estimula lo que hacen».

Jesús Carrete Rodríguez

La realización de talleres de dibujo, grabado, danza, teatro y lectoescritura favorecen la motivación y el aprendizaje de los niños.

En cada una de las actividades juegan un papel fundamental los profesionales asociados a esta propuesta, para quienes la experiencia de insertarse en el proyecto es muy gratificante.

Retos por vencer…

Pese al avance significativo que tiene hoy día el proyecto algunas barreras entorpecen su realización.

“Tenemos gran necesidad de que los instructores de arte estén más tiempo con los niños para darle sus talleres y para que compartan mayor tiempo con ellos, para que vean el resultado de su esfuerzo puesto que muchas veces no están presentes en algunas de las actividades que hacemos debido a que forman parte del claustro de una escuela”.

Jesús Carrete Rodríguez

Así mismo la necesidad imperante de un presupuesto hace que muchas ideas innovadoras queden frustradas.

Sin embargo, a pesar de ello, la voluntad de llevar a estos pequeños amor y esperanza es inquebrantable.

obras con amor y esperanza

A 18 años de creado el proyecto es, sin el menor asomo de dudas, un regalo de buena fe para sembrar sonrisas en un grupo de personitas que tienen el derecho a soñar, crear y ser felices, a pesar de las limitaciones que le impuso la vida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image