Crónicas desde Zona Roja: 2

Su nombre es Georgina, adulta mayor de 70 años. Tanta alegría nos dio verla salir de la zona roja, firme, sana, sin mayores contratiempos.

Georgina es la señora que les hablé en la jornada pasada, el PCR de su contacto negativo.

Todo el tiempo la atendían la doctora Laura, joven recién graduada de la Universidad de Ciencias Médicas y el enfermero Juan, amante fervoroso de la pelota, junto a Cary la otra licenciada en enfermería fueron ellos los encargados de dar la noticia.

Georgina estaba ansiosa por irse. Pero Triana y la joven de segundo año de la carrera de derecho Dayessi, le dieron su última atención. Yo estaba ahí, cargando esa caja inmesa de croquetas fritas y pan con requesón, la miraba fijo me había impactado la tarde anterior.

El equipo que da la merienda se acerca mucho a los sospechosos de este hospital de campaña establecido como zona roja, nos cuidamos, pero estamos ahí, expuestos a la enfermedad.

Georgina, que ya se iba pregunta con una sonrisa que le dibuja el rostro, incluso con el nasobuco puesto. ¿Muchachos qué hay? Al saber que había croquetas, yogur, leche, y pan con requesón, soltó sus bultos y dijo, -Esta me la como yo, es la última. Todos reímos, cómo no hacerlo en medio de tanto estrés.

Ya se iba de alta, quedaba atrás la preocupación de la familia, de sus seres queridos y de los amigos que hizo en este hospital de camapaña.

Casi al marchar nos pidió una foto, que nos cuidaramos, que no perdiéramos esa alegría a la hora de gritarles ¡ De pie, llego la merienda! Y un último consejo, cuiden a esa niña, -se refería a Dayessi, que es un sol; y créanme, lo es.

Georgina se fue contenta, viajaba en un taxis directo hasta su casa en el reparto Hermanos Cruz. Agradecida porque la habían atendido mejor que un hotel. Sus ojos estaban llorosos, pero de alegría, así le decía a la doctora Dayana. Nosostros, la extrañaremos, sobre todo a la hora de pedir yogur y su poquito de leche para la gastritis.

Son momentos que marcan al equipo de profesores voluntarios, que hemos venido aquí, no para ser héroes, no es una heroicidad colaborar en tiempos difíciles, es parte del deber. Seguiremos contando las historias desde la Zona Roja.

(Tomado del perfil de facebook del periodista Osbel Benítez Polo)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image