Demandan en Brasil severas medidas para contener la Covid-19

El Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass) envió una carta al Ministerio de Sanidad para exigir severas medidas que frenen el recrudecimiento de la Covid-19 en Brasil, enlutado hoy por más de 255 mil muertes.

‘El escenario actual de la crisis sanitaria que vive el país agrava el estado de emergencia nacional y requiere medidas adecuadas para su superación’, indica la misiva remitida a la cartera sanitaria.

Precisa que la entidad se proyecta por la adopción inmediata de disposiciones para evitar el inminente colapso nacional de las redes de salud pública y privada.

Entre sus peticiones, el Conass requiere la adopción de un toque de queda nacional, de 20 a seis horas, incluidos los fines de semana, y suspensión de clases presenciales.

Asimismo, demanda una restricción al máximo nivel en regiones con una ocupación de camas superior al 85 por ciento y una tendencia al alza en la cifra de casos y decesos.

Defiende la prohibición de eventos físicos como conciertos, congresos, acciones religiosas, deportivas y afines en el territorio nacional.

Llama a que se suspendan las actividades en todos los niveles educativos y se cierren playas y bares.

El consejo además aboga por la adopción del trabajo a distancia siempre que sea posible en los sectores público y privado.

De igual manera que se apliquen barreras sanitarias nacionales e internacionales, teniendo en cuenta el cierre de aeropuertos y transportes interestatales.

Para la Conass, la falta de una conducción nacional unificada y coherente dificultó la adopción de medidas en períodos de mayor aglomeración, como las elecciones municipales, los festejos de fin de año y el Carnaval.

Según el texto, el Gobierno federal tendría también que reconocer legalmente el estado de emergencia sanitaria en el país y habilitar recursos extras para el Sistema Único de Salud.

Por otra parte, aprobar un Plan Nacional de Recuperación Económica, con la devolución inmediata de la ayuda de emergencia para trabajadores informales, desempleados y familias de menos recursos.

Ante el alarmante escenario, alcaldes de capitales regionales y ciudades anunciaron este lunes la creación de un consorcio para la compra de vacunas contra el patógeno.

‘Desgraciadamente, Brasil vive uno de los momentos más desafiantes desde el inicio de la pandemia. Nosotros hemos visto en los últimos días el crecimiento del número de casos leves y graves por la Covid-19’, señaló en un comunicado Joao Campos, alcalde de Recife, capital del estado de Pernambuco (nordeste).

El Frente Nacional de Alcaldes comunicó que hasta el 22 de marzo se constituirá legalmente el consorcio, al cual podrán adherirse más municipios durante la semana y alcanzar 412 ciudades con más de 80 mil habitantes.

Fuente Prensa Latina
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image