El buque sigue viento en popa

El buque insignia del deporte cubano continúa viento en popa en Tokio 2020.

Con buen ritmo de golpeo y el mismo enfoque de siempre el welter Roniel Iglesias derrotó a su rival de turno el norteamericano Delante Johnson, a quién ya había vencido en los Panamericanos de Lima 2019.

Iglesias esta vez cumplió a cabalidad las orientaciones tácticas para su pelea y se llevó fallo de 5-0 en premio al desempeño rubricado sobre el ring en la Arena Kokugikan.

Movimiento de torso, rapidez en los golpes, desplazamientos constantes y una pelea desde una distancia favorable, fueron las claves de la victoria ante el norteño. Otro de los aspectos que le posibilitaron el éxito fueron sus ágiles transiciones de la defensa al ataque; aspecto este que marcó la diferencia para que el zurdo pinareño perforará la guardia rival con las embestidas de sus golpes en gancho, cuando aceptó el intercambio desde la corta distancia.

El Roniel Iglesias de hoy, quien ya aseguró el bronce, dejó altas expectativas. El hijo de Marianela Sotolongo está mandando un mensaje claro a los oponentes; a propósito, este domingo tendrá una dura porfía desde el cuadrilátero con el ruso Andrei Zankoboi, quien compite bajo la bandera del Comité Olímpico.

Al César lo que es del César

La victoria, el respeto, la medalla y la maestría de ser un gran boxeador las tiene el 91 kilos cubano Julio César La Cruz, que por cierto sigue vivo y con la cabeza puesta en el segundo oro olímpico.

La sombra, sin muchos alardes, le recetó una buena andanada de golpes al cubano, nacionalizado español Enmanuel Reyes, otro alumno de la flamante escuela antillana de boxeo, aunque ahora reniegue todo lo que aprendió aquí.

El combate estuvo matizado por las múltiples habilidades de esquiva, rapidez y golpeo contundete del capitán del equipo Cuba, acciones estás que le permitieron salir victorioso en el primer asalto; para luego apuntalar el éxito en el conclusivo, cuando un repunte de Reyes en el intermedio, hizo que los jueces le dieran el visto bueno.

El buque sigue viento en popa
Foto: Reuters / Ueslei Marcelino

El camagüeyano, contrario a lo que pudiera pensarse, estuvo enfocado y sin presión. Eso sí, al concluir la pelea desde el encerado soltó un “PATRIA O MUERTE” que retumbó e toda la Arena Kokugikan, donde como dato curioso hay que estar descalzos en las gradas.

Arlen López

Imbatible Arlen en los 81kilogramos, volvió a convencer y con buena técnica pasó por encima de su oponente el mexicano Rogelio Romero Torres, con experiencia internacional.

El guantanamero apeló a su condición de boxeador con ambas manos y se cruzaba a ratos, para dar unas combinaciones demoledoras al azteca. Los jueces al final del combate le ofrecieron la victoria de manera unánime 5-0.

El buque sigue viento en popa
Foto: Reuters / Ueslei Marcelino

Con estos resultados Cuba sigue invicta y camina con tres atletas asegurados con el bronce.

Leer más: Idalys Ortiz y la magia de concretar sueños (+Video)

La ruta del buque insignia del deporte cubano

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image