Incentivan cultivo de la sacha inchi en Pinar del Río

En la Unidad de Base Productiva (UBP) El Pitirre, del pinareño municipio de Los Palacios, se incentiva el cultivo de la sacha inchi (Plukenetia volubilis); planta oriunda de Perú de cuya semilla se obtiene aceite rico en Omega 3, 6 y 9.

Más de 13 hectáreas ya están sembradas hoy y el colectivo de la entidad debe llegar a 35 para fomentar la producción de esa planta; empleada con fines medicinales por sus propiedades antioxidantes, la reducción de los triglicéridos y el cuidado de la salud cardiovascular.

Cápsulas blandas de aceite de sacha inchi produce el Centro Nacional de Investigaciones Científicas, del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica BioCubafarma en colaboración con la entidad de ciencia, tecnología e innovación Sierra Maestra, las cuales contribuyen al combate en Cuba de la COVID-19 pues son suministradas a pacientes convalecientes.

Además, tienen un efecto relajante, ayudan a combatir el cansancio y el agotamiento mental, refiere el Centro Nacional en su página web.

Según Yoel González, especialista de proyectos científicos de la UBP, perteneciente a Sierra Maestra; casi dos toneladas de semillas han entregado en lo que va de año; en tanto el calendario anterior lograron cinco.

Destacó que el vegetal va en ascenso a partir de la instalación de nuevos sistemas de riego y la incorporación de campos que estaban en fomento y se suman a la producción; de ahí la aspiración de culminar 2021 con unas 11 toneladas de semillas.

Sacha Inchi, proyecto de ciencia, tecnología e innovación en Cuba

La sacha inchi constituye uno de los cinco proyectos de la entidad de ciencia, tecnología e innovación en el país; la cual cuenta con cinco unidades distribuidas en la capital, Mayabeque y Pinar del Río.

Carel Blanco, jefe de producción de El Pitirre, explicó que una vez se cosecha la semilla se deposita en un secadero rústico en pos de que alcance los parámetros óptimos de humedad, los cuales deben rondar el 11 por ciento.

Allí permanece por una semana, se envasa y lleva al almacén para su posterior envío a La Habana; de cara a completar el proceso de extracción del aceite, aseveró.

El maní del Inca, como es conocido el cultivo, es originario de la Amazonía peruana y se adapta a climas cálidos o medios, siempre que haya disponibilidad permanente de agua y buen drenaje.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.