IPA Tranquilino Sandalio de Noda: una experiencia en el autoabastecimiento agrícola

El Instituto politécnico agropecuario Tranquilino Sandalio de Noda de Pinar del Río, considerado el más antiguo del país; destina más de 15 áreas a la producción de alimentos y cría de animales. Aunque cesaron las actividades escolares por la situación epidemiológica, el personal docente hoy garantiza el cuidado de los cultivos y las especies destinadas al autoabastecimiento.

Con la destreza de un claustro de profesores que se mantienen activos a pesar de la COVID-19, la producción de alimentos continúa siendo una prioridad; aunque en esta ocasión ellos asumen las actividades prácticas.

“Nuestro centro cuenta con 54 docentes; los cuales se encuentran en varias tareas ya sea pesquisando en su zona de residencia o trabajando en el centro; según las actividades que sean de mayor orden y atendiendo a las prioridades que tenemos”.

Kenia Armas díaz, subdirectora docente

Destinados al autoabastecimiento de la institución, en los cultivos prevalece la variedad y la dedicación de quienes en tiempos habituales transmiten enseñanzas y fomentan valores para labrar la tierra.

“Los maestros se ubican en las 15 áreas según las necesidades; ya sea en el riego, en la cosecha, en la plantación de diferentes cultivos como hortalizas, viandas y vegetales para el autoabastecimiento”.

José Ernesto Pintado, subdirector de Formación práctica y producción.

Noilde Rodríguez Ramos profesora de Física, asegura que se han mantenido laborando en la agricultura para fortalecer la economía del país en su entorno; así como contribuir al desarrollo de la escuela para que los estudiantes y la familia los vean como ejemplo.

Ubicado a más de 10 kilómetros de la ciudad pinareña, el centro educativo fortalece los vínculos productivos; y ante las carencias busca alternativas en el conocimiento.

Tal es el caso del profe Rodolfo Zubizarreta que vio en los tallos de plátano un aliciente para la germinación de plantas de calabaza. La experiencia poco a poco la extiende a otros cultivos que mantienen la humedad en este breve espacio y luego de su trasplante no presentan daños.

Pese a la propagación de la COVID-19 son visibles lo frutos del trabajo del personal docente que dedica sus jornadas a la productividad en el instituto politécnico; sitio insigne de ese tipo de enseñanza en el país.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image