Martina Salgado: «El cuidado que sentimos hoy»(+Fotos)

Hace cinco años Martina Salgado Corbea asiste tres veces por semana a la unidad de hemodiálisis del hospital general docente Abel Santamaría Cuadrado de la provincia de Pinar del Río. Asevera que cada lunes, miércoles y viernes recibe cuatro horas de hemodiálisis, un tratamiento con el que mejora considerablemente su salud.

A pesar de la propagación de la COVID-19 servicios como estos mantienen la vitalidad a favor de la salud de los pacientes. “Toda la atención ha sido igual, incluso con mayor rigor para cuidarnos”, asegura.

“Siempre están pendientes de nosotros. Nos hacen preguntas sobre las relaciones en la zona de residencia si tuvimos contacto con alguien ajeno a la familia. Además de algún síntoma que estemos presentando que pueda relacionarse con el Sars-cov-2”, señala Salgado Corvea.

Como Martina alrededor de 135 personas acuden cada mes a la instalación hospitalaria donde la asistencia médica exige los mayores cuidados.

“Constituyen un grupo muy vulnerable ya que además de su enfermedad de base la insuficiencia renal crónica, están inmunodeprimidos. Se les hace la pesquisa al llegar al servicio para indagar en sus contactos en la comunidad, en el cumplimiento de las medidas sanitarias. Asimismo se les mide la temperatura de inmediato para corroborar el estado de salud”.

Manuel Conrado, enfermero asistencial de la Unidad de hemodiálisis del Hospital Abel Santamaría Cuadrado.

Durante estos años Martina demuestra los beneficios de su tratamiento y agradece a quienes cada día le brindan alegrías y amor; porque siempre están en primera línea y son muy preocupados por sus pacientes, asegura.

“Nuestra provincia tiene una importante labor sobre todo en la proyección comunitaria de la atención nefrológica. Atendemos 11 municipios en los que se realizan 24 consultas mensuales aproximadamente; en dependencia del índice poblacional de cada uno”.

Osniel Bencomo, especialista en Nefrología, Unidad de hemodiálisis del Hospital Abel Santamaría Cuadrado.

Ante la situación epidemiológica redoblan los protocolos sanitarios en la atención primaria y secundaria de salud que acoge a estos pacientes; para de esta forma evitar consecuencias negativas que puedan deteriorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image