Mijaín López: Cuando a Cuba le nació una leyenda (+Video)

Cada país tiene su historia, sus raíces, sus héroes, hombres considerados leyenda. En el olimpo de los dioses hay un espacio exclusivo para los extra clases.

En Cuba hace ya 39 años, en Herradura, provincia de Pinar del Río una morena fornida de nombre Leonor, daba el grito adolorido al traer a la vida a un ser de luz, Mijaín López Núñez.

El niño prodigio, el ébano pinareño, el pequeño gigante que nació para ser campeón en su competencia preferida, los juegos olímpicos.

Tres veces anteriores llevando la bandera, tres ocasiones colgándose el oro. ¡Qué manera de convertir lo fácil en un hecho glorioso! Este gigante abanderado no ha creído por años en ningún rival, ha resistido todo, incluso el paso del tiempo.

Otra vez una cita olímpica, otra vez un turco por medio, su nombre Riza Kayaalp, un verdugo llegaba vestido de azul, rojo y blanco, como la bandera que orgullosamente porta en honor a Cuba.

Como en Río de Janeiro, inició la historia. El fornido pinareño no dio un ápice de margen a la duda, incluso cuando los jueces viraron una técnica de desbalance que parecía sentenciar su última pelea bajo los cinco aros con su presa preferida Kayaalp.

A los Dioses del olimpo sus discípulos lo respetan, lo admiran, lo veneran. No hay tiempo para la duda, no hay espacio para el cansancio.

Mijaín López Núñez vino al mundo para ser leyenda, en ese camino anda feliz, trota por los senderos de los grandes, de los iluminados, y este dos de agosto, pudiera concretar ese sueño cuando nuevamente desde los colchones del Makuhari Messe Hall A, que le saben inmenso, intente apoderase de algo que le pertenece, su cuarta corona olímpica.

Cuando se hable del nacimiento de leyendas, a Cuba le acompaña una, Mijaín López Núñez.

En Video: Mijaín López-Riza Kayaalp

Leer además: Idalys Ortiz y la magia de concretar sueños (+Video)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image