Módulo pecuario de la Agroforestal Macurijes: esto lo hicieron los hombres

En el kilómetro 19 de la carretera de Guane a Mantua, está el módulo pecuario perteneciente a la Empresa Agroforestal “Macurije”.

Edificado en la finca Los Mangos, al borde suroeste de las estribaciones de Guaniguanico, el lugar fue por años un feudo del marabú.

Omar Cordero, Jefe de Autoconsumo de la Empresa Agroforestal «Macurijes»

Omar Cordero es el gestor de esta idea que pretende contribuir a la alimentación de los trabajadores madereros, y apoyar a  la población de la región.

“Esto estaba lleno de espinas y malezas– narra- pero yo sé el valor de estas tierras y la calidad del mango que se alza en estos parajes. Así que metimos el hombro y trabajamos día y noche hasta que logramos limpiar y comenzar a construir el módulo» .

Módulo operado por jóvenes

Aliuska Serrano Roque, encargada del módulo de crianza de patos criollos y ocas

El centro posee 26 hectáreas en expansión donde se ubican seis módulos dedicados a la cunicultura, la cría de cerdos, ovinos, aves. En cada espacio sus 15 operarios, casi todos jóvenes, resuman motivación y alegría por formar parte de este proyecto.

Tal es el caso de, Aliuska Serrano Roque, encargada del módulo que dedican a la crianza de patos criollos y ocas.  “Trabajo aquí con mucho placer. Al principio las ocas me atacaban, pero ya me conocen; son animales muy inteligentes. Y los patos tienen esta laguna y un prado de hierbas donde se reproducen con mucha rapidez”.

El comedor del Módulo pecuario

El complejo tiene excelentes condiciones de vida para sus operarios, en su mayoría constructores de cada instalación sobre el paisaje.

“Aquí se construyó cada instalación, cada módulo con el máximo de detalles. – afirma Omar Cordero- Desde las naves para los animales hasta el comedor, las oficinas y la cocina.

En el lugar encontramos a la presidenta del Consejo de Defensa de Guane, María Luisa Valdés Malagón.

“Los forestales– dice- siempre responden a las políticas del país. En este caso se trata de la alimentación del pueblo y el consumo social. No fue en vano el esfuerzo hecho en este lugar para llevar a los mercados y a los comedores de la Empresa la necesaria proteína animal”.

Todo lo da la tierra

La cría de aves está entre las prácticas más consolidadas

Los alimentos para el consumo animal salen de estos terrenos. También el aporte a los comedores de la Agroforestal y los mercados donde acude la población de ese territorio occidental.

“Palmiche, caña, kingrass, yuca y otras plantas proteicas es la base principal de la alimentación aquí en el módulo. Y todo se siembra en estas tierras, para no depender de los piensos y demás. Ahora estamos soñando con una mini industria porque en el verano el mango estará aquí por toneladas”.

Carneros en el módulo pecuario de la Agroforestal

Entre las instalaciones del módulo pecuario está el molino de viento para extraer agua, la nave de pollos montañeses con más de 300 aves y la vivienda del responsable, Raudelyn Covas Noa. Hombre de pocas palabras y brío suficiente para preservar y desarrollar esta idea de potencial infinito.

“Se trabajó muy duro y hay que mantenerlo todo y echar pa’ alante.- dice- Pronto me mudo para la casa nueva, porque el ojo del amo engorda el caballo.”

Mucho en muy corto tiempo

Cría de conejos pardos criollos

En corto tiempo, el módulo pecuario de la finca, Los Mangos, entregó 60 quintales de yuca, 30 de boniato, 35 de arroz y 30 de maíz.

También aportaron tres docenas de conejos y 16 puercos destinados a los comedores de la Agroforestal. Con la maduración del mango en la pasada campaña, 20 toneladas de esta fruta fueron directamente a los mercados estatales.

Francisco Ramos, director de la Empresa Agroforestal «Macurijes» resume el espíritu del lugar: «El pensamiento de quienes dirigen las empresas estatales socialistas ha de estar puesto en cultivar las virtudes de sus hombres y mujeres para que surjan las iniciativas, se rompan los obstáculos y se creen las condiciones de vida y trabajo que redunden en más producción, más avance y más desarrollo».

Y en verdad, lo hecho en el módulo pecuario de la finca, Los Mangos, es la mejor manera, el mejor estilo y el mejor ejemplo para convertir los imposibles en hechos concretos, y hacer que las espinas del marabú cedan espacio a los hacedores de sueños.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image