Pedro Borrás Astorga en la memoria de los palmeros

Pedrito lo llamaban en estas tierras, hijo de Pedro Borrás Falcón, único médico de La Palma por mucho tiempo. Corría el año 61 y siguiendo los pasos de su padre ya Pedro Borrás Astorga cursaba su segundo año de medicina.

La invasión por Playa Girón lo conmueve en lo más profundo de su fibra de cubano y como muchos jóvenes dejó las aulas y partió a cumplir con su deber como sanitario del batallón de la Policía Nacional Revolucionaria.  

Fue de los que curó en el fragor del combate a milicianos y también al enemigo haciendo honor al juramento hipocrático que lo inspiraba.

Su muerte en una escaramuza el día 20, ya derrotada la agresión, conmovió al pueblo de La Palma y a todos sus compañeros.

Alegre y jovial este palmero se inmortalizó para siempre, pues por esos azares del destino los días del Girón glorioso vieron su sangre en las arenas donde sufrieran su primera derrota imperial en América los EE.UU.  

Fidel Castro lo declaró el primer estudiante de medicina caído en defensa de la naciente revolución y entregó a sus padres el título de médico, ese que anhelaban colgar en el más cálido de los lugares de la casa.

Pedrito el de La Palma, Pedro Borrás Astorga el mártir de Girón; por lo que repesenta para este país muchos centros de salud llevan su nombre con orgullo, quedándo de esta forma en la memoria colectiva del camino transitado.   

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image