Pinareños reafirman su apoyo a la Revolución cubana (+Video)

Con los primeros rayos del alba, pinareños y pinareñas se dieron cita en uno de los sitios fundacionales de la capital vueltabajera para patentizar su respaldo a la Revolución.

El acto de reafirmación estuvo presidido por Julio César Rodríguez Pimentel, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primer secretario en Pinar del Río, César Yoel Suárez Pellé, vicejefe del departamento Ideológico del Comité Central del Partido, Rubén Ramos Moreno, Gobernador de Pinar del Río y otros dirigentes del Partido, el Gobierno, la Unión de Jóvenes Comunistas, las organizaciones de masas, la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, la Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior, junto a una representación del pueblo de Pinar del Río.

Los jóvenes representados por su primer secretario en la provincia hicieron sentir su mensaje de paz y reafirmaron el compromiso con la Patria.

INTERVENCIÓN DEL COMPAÑERO YOEL RODRÍGUEZ DÍAZ, PRIMER SECRETARIO DEL COMITÉ PROVINCIAL DE LA UNIÓN DE JÓVENES COMUNISTAS, EN EL ACTO DE REAFIRMACIÓN REVOLUCIONARIA EFECTUADO EN PINAR DEL RÍO, EL SÁBADO 17 DE JULIO DE 2021.

Compañero Julio César Rodríguez Pimentel, miembro del Comité Central de Partido Comunista de Cuba y Primer Secretario en nuestra provincia.

Compañeros de la presidencia.

Querido pueblo pinareño, cuna de sabios y patriotas.

Una vez más la Patria nos llama y esta vez es un llamado de mambises, un llamado de rebeldes, un llamado a los comunistas, un llamado al pueblo revolucionario. ¡Una vez más la Patria nos contempla orgullosa!

Al decir de los acontecimientos ocurridos en días recientes, somos multitudes los que indignados hemos respondido con la voluntad inquebrantable de que morir por la patria es vivir. No creemos en sendas alternativas y elegimos un único camino hace mucho tiempo. Fue Céspedes quien incendió la verdadera y potente llama de la libertad, Maceo nos educó para decirles a los que intentan negociar la independencia que tanta sangre a costado, !No nos entendemos!, Martí nos enseñó a ser libres, Fidel y la generación del Centenario hicieron realidad el logro de la dignidad de todo un pueblo.

Miles de cubanos y principalmente jóvenes batallaron y triunfaron en Girón, miles de jóvenes limpiaron el Escambray, miles de jóvenes llevaron la alfabetización a cada rincón del país. Fueron en su mayoría jóvenes quienes marcharon a varios países del mundo solidariamente a apoyar las diferentes causas. Son muchos también, los que integraron diferentes contingentes que cumplieron tareas de la Revolución.

En la actualidad la masa juvenil se encuentra en la primera trinchera de combate, protagonizando disímiles tareas de impacto económico y social, y miles se encuentran directamente en la batalla contra la Covid19. Muchos son los que estudian y trabajan con convicción y se hacen en realidad con su quehacer las importantes personas que son como nos llamara nuestro Presidente.

Este es nuestro Moncada. Así nos han educado, así hemos educado y así tendremos la obligación de continuar educando a las nuevas generaciones. Somos todos unidos, los responsables de cumplir el mandato constitucional del carácter irrevocable de nuestro Socialismo.

Compatriotas:

Inspirados en la idea del bien, en la utilidad de la virtud, en el respeto a la vida y a la dignidad plena del hombre, reafirmamos nuestro compromiso con las generaciones de martianos que nos han precedido, que han llevado adelante los sueños del Apóstol sin perder la capacidad de crear y adaptar, enfrentándose al entreguismo, anexionismo e imperialismo brutal. Con energía los jóvenes pinareños condenamos el genocida bloqueo económico, comercial y financiero que nos impone el gobierno de Estados Unidos.

Aquí estamos los agradecimos, los que continúan esta obra revolucionaria, seguimos adelante, de pie, en marcha por Cuba y por la dignidad de sus hijos. 

Ni hoy, ni mañana, ni nunca, minorías alentadas al desorden, tomarán nuestras calles. Las calles de Cuba son de los Revolucionarios. Nosotros si tenemos memoria, la Libertad de Cuba fue alcanzada el 1ro de enero de 1959 y a esa libertad, no renunciaremos jamás.

¡Viva la juventud cubana!

¡Viva el pueblo pinareño!

¡Patria o Muerte!  ¡Venceremos!

Por su parte el coordinador provincial de los Comités de Defensa de la Revolución Ovidio Miranda llamó al pueblo a defender nuestros genuinos intereses, demostrando que somos un pueblo de mucho coraje.

El miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y su primer secretario en la provincia dijo que las ideas justas son invencibles, la verdad siempre triunfa y los principios hay que defenderlos con pasión y entereza, con la misma pasión, entereza y firmeza con que fue Fidel al Moncada y nuestro Moncada es hoy.

INTERVENCIÓN DEL COMPAÑERO JULIO CÉSAR RODRÍGUEZ PIMENTEL, MIEMBRO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA Y PRIMER SECRETARIO EN LA PROVINCIA, EN EL ACTO DE REAFIRMACIÓN REVOLUCIONARIA EFECTUADO EN PINAR DEL RÍO, EL SÁBADO 17 DE JULIO DE 2021.

Compatriotas pinareños.

Son infinitas las razones que  nos convocan en esta mañana,  no cabe duda que muchos de los aquí presentes y los revolucionarios que no están acá, sienten, que se les oprime el pecho y el corazón, de escuchar o ver hechos muy dolorosos que han ocurrido en los últimos días.

Es una realidad que el enemigo histórico de la Revolución Cubana, no ha conocido jamás lo que es la moral y aprovechándose de los problemas que cada día nos crea el propio bloqueo y en medio de una pandemia mundial y en nuestro país, se encarga de alentar, estimular y desatar una campaña mediática, desestabilizadora, agresiva, intervencionista y llena de odio,  contra un país con cuya obra de justicia social es inmensa y que hacia el exterior de sus fronteras ha sembrado esos sentimientos, además  con su propio esfuerzo lucha día a día por tener un proyecto inclusivo, sin discriminación y de derechos para todos.

Como martianos que somos, retomamos uno de los pensamientos del Héroe Nacional José Martí cuando escribió: Triste patria sería, la que tuviese el odio por sostén, con infinito amor, hasta para convocar a los cubanos a luchar por la libertad, ese tiene que ser el sentimiento que invada a la mayoría noble, generosa y digna del pueblo pinareño, a vivir en una patria de amantes y no de odiantes.

Los cubanos necesitamos la paz y la unidad como requisitos indispensables para la gran batalla económica que tenemos que librar contra la COVID-19, contra la escasez de alimentos y combustibles, contra los molestos apagones y limitaciones que padecemos.

Por eso los yanquis nos quieren quitar la paz, la tranquilidad ciudadana y apelan a las falsas noticias, al descrédito de sus hijos más nobles que hoy nos dirigen y se valen del poder mediático y tecnológico que poseen, declarado además por su gobierno para confundir a nuestros jóvenes, a nuestros trabajadores no estatales y cuanto cubano acceda a las redes  sociales para manipular sus sentimientos y emociones, y utilizarlos para enfrentarse a los revolucionarios y destruir la felicidad alcanzada en estos casi 63 años de victorias.

No es hora de alentar odios ni muertes, ni alentar indecencias, ni marginalidad, somos un país pobre, pero con mucha moral, humanismo, dignidad y vergüenza, que tiene capacidad para tomar sus propias decisiones y buscar soluciones a los miles de problemas que se presentan todos los días.

Nos agreden de manera encubierta, apuestan a la guerra civil de cubanos entre cubanos, en la que emplean cientos de millones de dólares, para enfrentar al padre con el hijo, al hermano con el hermano, al vecino con el vecino, engañando y manipulando con su poder mediático, inventando escenas de represión y violencia de nuestras autoridades y combatientes del orden interior contra nosotros mismos. ¡Qué perversos y cínicos son! ¡Qué malvados y mentirosos son!

Pretenden regresarnos  a lo que fuimos sometidos antes de tener nuestra revolución, y nos dibujan el sueño americano como quimera que podemos alcanzar, sabiendo todos nosotros, que somos una isla pequeña, con pocos recursos naturales, esclavizada primero, dominada y explotada después  por dictaduras a su servicio y bloqueada por más de 60 años, para impedir que nos desarrollemos y progresemos, para impedir que nuestra justicia social irradie y se convierta en faro y guía de los pueblos explotados.

Nuestra revolución tenemos que defenderla con la palabra, con las convicciones, con los hechos y realidades que vivimos porque cuando Fidel entregaba el cuartel Goicuría en abril de 1960 en Matanzas para convertirlo en escuela para los niños de esa hermosa provincia, a la cual apoyamos y ayudamos en estos momentos complejos de lucha contra la COVID expresó y cito:

“La Revolución es, ante todo, ese anhelo de hacer el bien a todos los seres humanos, anhelo  de hacer el bien al pueblo, y el  anhelo de hacer el bien, siempre  el bien, nunca el mal. El beneficio para todos, no el beneficio egoísta para unos pocos, la cultura  para los niños, aunque sean pobres, no solo, a los hijos de determinadas familias”

Nuestro gobierno ha demostrado defender los derechos de todos,  para el bien de todos, sean o no revolucionarios, incluyendo a todos en nuestra concepción de justicia social. Siempre dispuesto al diálogo decente con todos sus ciudadanos.  La obra que hemos construido no la vamos a entregar, estamos dispuestos a defenderla al precio que sea necesario, porque entre los cubanos, hay unidad, respeto y amor por la vida. En Cuba Socialista, vivir, se llama libertad, independencia, soberanía, tranquilidad, justicia, dignidad, solidaridad y paz.

El enemigo de la Revolución conoce y sabe que la unidad, es nuestra arma principal, por eso intenta dividirnos y confundirnos para arrebatarnos nuestra independencia, pero cada cubano agradecido la defiende por el amor infinito que hacia ella siente.

Compatriotas

Estos son tiempos difíciles, y en estos tiempos difíciles, tendremos que resistir y avanzar, las ideas justas son invencibles, la verdad siempre triunfa y los principios hay que defenderlos con pasión y entereza, con la misma pasión, entereza y firmeza con que fue Fidel al Moncada y nuestro Moncada es hoy.

En momento similar al actual en el año 1993 en el IV Congreso de los CDR Fidel nos dejó claro que, “Tenemos que estar conscientes de que el momento requiere un esfuerzo mayor,  requiere una valentía mayor, requiere un heroísmo mayor, se requiere de una organización más eficiente, se requiere de una moral más alta, se requiere una lucha más tenaz para preservar la patria, la Revolución y las conquistas del Socialismo”.

¡Viva Cuba Libre!  – ¡Viva Cuba Libre!

¡Patria o muerte!

¡Venceremos!

Una representación del pueblo pinareño reaccionó con dignidad y patriotismo en una jornada en la que Cuba convoca y sus hijos responden.

La Palma:

La mañana del sábado convocó a los palmeros al apoyo incondicional a la obra de la Revolución. El parque Martí fue el escenario para levantar las voces por una Cuba de paz, en soberanía y sin injerencias.

Banderas y consignas en voz de cientos de personas se dejaron escuchar ante la provocación y el odio. Yusmailyn Martínez Abreu, primera secretaria del Partido Comunista de Cuba en el territorio, llamó a la unidad desde la convicción. A no permitir que las calles sean presa de la desunión y la inseguridad y a librar resueltamente la batalla contra la COVID-19.

“Son tiempos de luchar desde las ideas,  con la eficiencia y el trabajo junto al pueblo para ganar la batalla política pero también la económica contra el bloqueo.”

La Palma al igual que toda Cuba sale a sus calles esas que son de todos los cubanos que ponen la paz y la soberanía por encima de todo.  

Leer además: Gobierno anuncia nuevas medidas y analiza situación actual en Cuba (+Video)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image