Por vez primera, polen de abeja en Pinar del Río

La UEB Apícola de Pinar del Río materializa la diversificación al incorporar, por vez primera,  a sus producciones el polen de abeja; lo que avala la recuperación de esta rama agrícola en esta provincia del occidente cubano.

Tiene sus inicios en los municipios de Consolación del Sur  y Los Palacios e involucra a ocho productores; quienes prevén cerrar el año con 500 kilogramos; precisó Ismelis Bárbaro Prietos Acanda, director de la entidad.

Además, contribuirán a la capacitación, a partir de las experiencias y los intercambios, y a extender la obtención de este nuevo renglón a todos los territorios vueltabajeros; al existir la flora melífera y trabajarse en la reforestación de tan importantes especies.

Subrayó que este producto se obtiene en las colmenas, donde se emplea un módulo denominado cazapolen; o sea una trampa con forma de caja que se sitúa ante la entrada de las colmenas y obliga a las abejas a pasar a través de una rejilla estrecha para entrar. En el esfuerzo de pasar al interior; los insectos rozan contra la rejilla y dejan caer las pelotas de polen en los depósitos mencionados.

Los mismos deben importarse, pero se buscan alternativas para la fabricación nacional y así potenciar este surtido. El polen de abeja es una sustancia de origen vegetal formada por diminutos granos –un polvo fino- que producen las flores de muchas plantas.

Las abejas utilizan el polen para alimentar a sus larvas; al ser esencial ante su alto contenido en proteína. Según los especialistas, la mayor entrada de polen en la colmena coincide con las épocas en que más cría hay en los panales: primavera y primera parte del verano.

El polen se considera un superalimento por el alto contenido de proteína y es rico en vitamina A, D, E, B1, C, K, calcio,  sodio, zinc; por citar algunas de sus otras propiedades. Se le atribuye, también, el aumento de la actividad enzimática, equilibra el pH de la sangre e incrementa la hemoglobina; así como se indica en casos de debilidad, fatiga o anemia, en la recuperación de la flora intestinal y a regular el colesterol.

Prietos Acanda hizo resaltar otros quehaceres de la entidad en aras del óptimo aprovechamiento de las potencialidades de los laboriosos insectos; como el veneno y la obtención de la miel de almendros al aprovechar la floración de los mismos y estimarse el acopio de alrededor de ocho toneladas de esa variedad, con disímiles empleos farmacéuticos.

Simultáneamente prosiguen las labores de certificación de la miel de Viñales; Parque Nacional y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; con un elevado endemismo y diversidad biológica florística. Por su denominación de origen y diversas floraciones y paisajísticas avalarían su éxito en el mercado internacional.   

Los apícolas vueltabajeros aspiran cerrar este año con alrededor de 530 toneladas de miel, 9 310 kilogramos de  cera, 1 080 de propóleo y 50 de jalea real; cifras posibles según apunta su directivo y amen de los rígidos protocolos  sanitarios ante la presencia de la COVID-19  y el déficit de algunos recursos trascendentales como consecuencia del bloqueo.

Este mes de marzo lo sellarán con record productivo al acopiar 55 toneladas de miel; cifra que no se obtiene desde hace 20 años en puntual periodo y se logra; con el buen manejo de las colmenas, la dedicación, salud y la óptima recuperación de la flora; beneficiada por las lluvias reportadas en Pinar del Río en los eventos meteorológicos de finales y principios de año.

La miel de abeja y sus derivados componen uno de los rubros exportables más importantes del Grupo Empresarial Agroforestal del Ministerio de la Agricultura; con significativos ingresos a la economía nacional, apreciado como un transcendental factor activo en el equilibrio del ecosistema cubano.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image