Reiniciar el curso escolar, una realidad cercana en Pinar del Río

Por la alta incidencia de la COVID-19, Pinar del Río fue una de las tres provincias cubanas que el lunes cuatro de octubre no pudo reiniciar el curso escolar 2020-2021 para los años terminales, que incluyen el duodécimo grado, tercer y cuarto año de la formación pedagógica, y tercero de la enseñanza técnica y profesional.

Un equipo del ministerio de educación, encabezado por el vicetitular Eugenio González Pérez, visitó Vueltabajo para evaluar la estrategia que pretende la reanudación de las actividades el venidero día 18, siempre que las condiciones higiénico-sanitarias lo permitan.

El Mined ha asumido que reiniciar las clases en Pinar del Río, además de un reto, resulta estratégico para la enseñanza en el territorio, pues fue la provincia con la menor presencialidad el curso pasado, ya que inició el tres de enero, tuvo solo tres semanas de asistencia a las aulas y desde ahí comenzó con las teleclases.

La modelación que fija al 18 de octubre como posible retorno para este grupo, se basa en el avance del esquema de vacunación, que ya concluyó en el caso de quienes recibieron Abdala pediátrica.

A favor se tiene además el potencial docente, la infraestructura y la calidad reconocida del sector en Pinar del Río; pero, ya existen tres semanas de diferencia con respecto al resto del país.

González Pérez enfatizó que las formas educativas que se adopten, tendrán como premisa que lo primero es la protección de la vida de los alumnos y trabajadores.

Reiniciar el curso requiere que todas las condiciones en el orden sanitario den garantías para ello, afirmó, a lo que se suma el trabajo que deberán desarrollar las escuelas con las medidas de bioseguridad y así prevenir que existan contagios institucionales.

Se refirió a la pesquisa en los centros, al uso del nasobuco, la desinfección de las manos y superficies, y a una organización escolar que permita el distanciamiento físico de los estudiantes con el escalonamiento de los horarios.

Sobre las preocupaciones de las familias en cuanto a la recuperación de los contenidos impartidos por las teleclases, el vice titular explicó que se realizarán ajustes curriculares en función del desempeño de cada estudiante. Así, no se impondrán esquemas, sino que se elaborará un sistema que atienda al desarrollo individual.

Por su parte, el ingreso a la educación superior partirá de la propuesta que elabore la provincia para su aprobación por las diferentes estructuras, pero sin presionar a los educandos ni afectar el tiempo que necesitan para rendir de forma satisfactoria en los exámenes.

Declaró que será fundamental la preparación metodológica de los docentes, para establecer espacios de estudio independiente, de tutorías y ayudas a los alumnos de grados terminales.

En el caso de las escuelas pedagógicas, que hoy fungen como centros de aislamiento, se decidió que al reiniciar el curso recibirán la formación en los territorios de procedencia.

Todo esto, recalcó, dependerá de que siga decreciendo la curva de contagios, con las medidas de enfrentamiento a la pandemia y el avance de la vacunación. La aspiración es que en noviembre, en una fecha por definir todavía, puedan reiniciar y regresar a las aulas también el resto de las enseñanzas.

En Video: Evalúan condiciones en Pinar del Río para reiniciar el curso escolar

Leer además: Mantua altos índices de infestación, pero en ruta contra la pandemia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image