Responsabilidad familiar, imprescindible en los hogares

A nadie deja de sorprender las imágenes del cuidado que reciben los niños en la sala de neonatología del Hospital General-docente Abel Santamaría Cuadrado de Pinar del Río. Pequeños que con menos de 28 días de nacidos son vulnerables a la COVID-19 y muchas veces cargan las consecuencias de la falta de responsabilidad de los adultos.

En Cuba se extreman las medidas cuando de infantes se trata, mucho más si se refiere a su estado de salud. Pero ¿La familia es consecuente con la situación que atraviesa el país? ¿Quiénes son los verdaderos culpables?

Desde diciembre de 2019 esta pandemia ha dado lecciones de vida y todavía a estas alturas algunos se niegan a la realidad. Cuando creen que se habla de récord de enfermos en un día pasan algunas jornadas y rompe el termómetro otra vez con números rojos.

Lo peor es que los que incrédulos solo lo ven así: como números. En los últimos 15 días, más de 400 pacientes de la provincia de Pinar del Río con el SARS-CoV-2; personas que quizás usted conoce o se relaciona con alguno de sus contactos.

Es cierto que la cuarentena, las restricciones de movilidad rompen la rutina a la que estamos acostumbrados pero sin prevención jamás habrá resultados alentadores. El control y las normas higiénicas tienen también carácter individual, no es solo lo que exijan en los centros institucionales, a la entrada de la ciudad o en el horario nocturno.

Todos somos responsables de nuestro actos, sin embargo, con las secuelas podemos arrastrar a los que nos acompañan. Porque use dos nasobucos no va evitar la enfermedad si es habitual en espacios concurridos. Aunque se lave las manos el virus también lo puede atacar.

Es imposible creer que por cumplir estas dos medidas saldrá ileso. Se ha explicado en disímiles ocasiones que todo cuidado es poco, mucho más si convive con niños o adultos. Es lamentable ver a personas que no salen de su hogar con un diagnóstico positivo. Esos que apenas pueden caminar y que en su propia casa son contagiados. Cuídese para que pueda cuidar a los demás.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image