Se intensifican protocolos sanitarios en La Palma

Desde que en marzo pasado se detectaron los primeros casos de COVID-19 en Cuba el sistema de salud implementó protocolos de actuación a todos los niveles.

La atención primaria en los consultorios, se erige en eslabón fundamental en la pesquisa activa para el diagnóstico temprano de la enfermedad, sus síntomas y las posibles cadenas de contagios.

La Palma en todas sus áreas de salud dispone del personal médico y de enfermería necesario; así como especialistas en epidemiología que han sabido enfrentar tres eventos en áreas del municipio.

Policlínico Pedro Borrás cumple protocolos sanitarios establecidos

Por su parte y como centro articulador de este sistema; está el policlínico Pedro Borrás Astorga; en el cual se cambió el esquema de actuación.

Las medidas que se adoptan en el centro de salud tienen como finalidad garantizar la vitalidad de los servicios en medio de la pandemia y evitar la transmisión.

Tres salas de ingreso y un servicio periódico de consultas especializadas no han detenido aquí su labor.

Ante el escenario actual provocado por la COVID-19; en el policlínico Pedro Borrás Astorga de La Palma; se trabaja bajo estricto protocolo sanitario.

En la institución de salud se establecen niveles de acceso desde la entrada para prevenir la propagación de la enfermedad.

Robesqui Rodríguez Ávila; subdirector de este policlínico informa que a la entrada del centro se desinfecta con solución de hipoclorito y se clasifica por parte de una enfermera al paciente que llega a la institución.

Los pacientes que llegan hasta el policlínico palmero con sintomatología respiratoria o similar a la provocada por el Sars-Cov-2 recibe aquí tratamiento diferenciado.

El policlínico cuenta también con un área de ingreso, donde el personal sanitario designado extrema las medidas de control y prevención de la enfermedad.

La desinfección de los locales comunes y el uso de medios de protección por parte de los profesionales son protocolos de estricto cumplimiento en el policlínico palmero; con el fin de proteger al personal de salud y prevenir el contagio.

Nuevos escenarios, nuevas conductas son las exigencias a seguir en medio de una situación epidemiológica que requiere de la vitalidad de centros como este para continuar apostando por la vida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image