Variedad y eficiencia en Industria Alimentaria vueltabajera

Sustituir importaciones y asumir exportaciones en fronteras o en mercados internacionales constituye una de las exigencias de la economía cubana; y en ello están inmersos los trabajadores de la Industria Alimentaria en Pinar del Río.

Distingue la exportación del sabroso licor Guayabita del Pinar único de su tipo en Cuba y el orbe; por ello el empeño de explorar nuevos mercados y propiciar el abierto con China, el continente europeo y el Caribe; interrumpido por la existencia de la COVID-19 y las medidas sanitarias vigentes.

Aunque en sus proyecciones está el ingreso de unos 30 000 dólares por este concepto; con destino a programas priorizados del país y la adquisición de alcoholes, caldos y la mejoría tecnológica de las diversas unidades empresariales de la entidad vueltabajera.

A ello se le añadirán otros ingresos, en ascensos, por una variada gama de surtidos como fideos, dulces finos, galletas de sal y dulces y sorbetos por las ventas online, cadenas del turismo, a la Empresa Mixta Minera del Caribe Santa Lucía (Emincar S.A.)  y en la Zona Especial de Desarrollo Mariel; que les facilitará la adquisición de ineludibles materias primas para sus elaboraciones. Todo este esfuerzo sin afectar los compromisos con la canasta básica, la salud, educación y la defensa.

Dagoberto Gutiérrez Rivera, director adjunto de Empresa Provincial de la Industria Alimentaria;  enfatizó también, que entre las prioridades está la compra de batidoras y revolvedoras; lo cual contribuirá a elevar rendimientos, calidad y humanizar los quehaceres. A su vez precisó que trabajan en la sustitución del petróleo por energía para la cocción del pan, en lo fundamental, en el municipio de Pinar del Río, con altas cifras de clientes.

Alternativas de la Alimentaria frente a los obstáculos actuales

Ante las disyuntivas financieras actuales y la crisis económica mundial, ponen en práctica diferentes alternativas y sobresale el empleo de la calabaza, como extensor, en la fabricación de pan y panques; por cuyo concepto ahorran casi 110 toneladas de harina mensuales; las cuales se utilizan en la producción de otros renglones en aras de las ofertas a los pobladores.

Ovianna Martínez  Barrera, subdirectora de calidad;  hizo resaltar que ello no afecta la calidad de los productos sometidos al control sistemático para examinar la inocuidad y otros parámetros sensoriales, fisicoquímico y masa neta.

Subrayó además, las propiedades nutricionales de esta vianda entre los que destacan altos valores de proteína animal y vegetal, fibras, vitaminas A, C, E, Calcio, Fósforo, Hierro, Potasio; por solo mencionar algunas.

Otras de sus ocupaciones actuales lo constituye la calidad del pan; pues pese a las acciones emprendidas continúan las insatisfacciones de la población. En las jornadas transcurridas, previa coordinación con otros organismos; han realizado alrededor de 400 inspecciones de las que se han derivado distintas medidas disciplinarias.

Otras estrategias ante cuestiones tecnológicas

Al respecto Gutiérrez Rivera acotó que se imponen nuevas estrategias al primar cuestiones de carácter objetivo y subjetivo que van desde la obsolescencia tecnológica, la inexistencia de tártaras hasta mayor control de los recursos y la voluntad de asumir con responsabilidad y amor la tarea.

La Empresa Alimentaria Pinar del Río exhibe casi 70 renglones entre pan, galletas de sal y dulces de distintos sabores, palitroques, repostería, refrescos instantáneos, natilla, pastas, ron y la  emblemática Guayabita del Pinar; cuyos orígenes se remontan a muchos años atrás, cuando campesinos montañeses elaboraban de manera rudimentaria un brebaje a partir de las frutillas de la planta del mismo nombre para ahuyentar el frío y la humedad del entorno.

Consolidar y perfeccionar los quehaceres requiere de esfuerzos, entrega e  iniciativas, aspectos que asumen en cada jornada en pos del progreso, amén de los obstáculos del día a día.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.