Vence Roniel dividido, pero con ritmo

Desde la tierra del sol naciente el representante de la división de los 69 kilogramos, el pinareño Roniel Iglesias inició con poco ritmo su bautizo de fuego ante el local Quincy Mensah Okazawa.

El padre del pequeño Lucas, estuvo fuera de distancia en el primer asalto y dejó provocarse por la falta evidente de técnica de su oponente.

Ya para el segundo raund, luego de reiterados llamados de atención a Okazawa, Roniel Iglesias mejoró sus golpeos, logrado combinaciones demoledoras, pese a la falta de enfrentamiento del campeón asiático.

El dorado bajo los cinco aros en Londres 2012 aprovechó su maestría deportiva y la falta de físico del peleador japonés, para en el tercer parcial poner en complicaciones a Quincy Mensah Okazawa, al punto de recetarle con todo el buen ritmo del son cubano y sus golpes, una combinación que tuvo conteo de protección y victoria dividida de 3-2 en el ring de la Arena Kokugikan.

Para el bronceado en Beijín 2008, su próxima aparición será este viernes, cuando cruce guante por medio, contra el norteamericano Delante Johnson, al cual derrotó el caribeño, en las semifinales de los Panamericanos en Lima 2019.

El discípulo de Rolando Acebal fue el último en llegar a la cita y el primero en estrenarse, por lo que el acondicionamiento en tierras niponas le costó más trabajo.

Es Roniel una opción real de medallas para la delegación cubana, por la maestría adquirida, en sus cuartos juegos al más alto nivel competitivo.

Leer además: Alba logra primera medalla y se queda con un sabor agridulce

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image