Portada » El caso del árbitro falso en Pinar del Río: La novela se acabó

El caso del árbitro falso en Pinar del Río: La novela se acabó

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Correo Electrónico
Imprimir
El arbitraje en el béisbol es fundamental. Foto: Federación Cubana de Béisbol.

En un primer trabajo publicado en Cubadebate se puso en contexto el incidente del árbitro con nombre falso en Pinar del Río hasta las sanciones aplicadas por la Federación Cubana de Béisbol. Las reproducimos a continuación:

  • Ricardo Campanioni Arrechea (árbitro): suspensión de continuar participando en los juegos restantes de la competencia.
  • José Andrés Ramos Aroche (anotador auxiliar): suspensión de continuar participando en los juegos restantes de la competencia.
  • César Pérez Cruz (supervisor de árbitros): suspensión de continuar participando en los juegos restantes de la competencia.
  • Charles Díaz Fuertes (comisario técnico): suspensión de continuar participando en los juegos restantes de la competencia.
  • Janet Moreno Mendinueta (árbitra jefa de grupo): prohibición de participar en dos subseries de la competencia.

En esa oportunidad compartimos la entrevista que nos concediera Charles Díaz, comisario técnico, y la de José Andrés Ramos Aroche, anotador auxiliar, ofrecida al colega Osbel Benítez Polo, de Radio Guamá.

Como entre los principios del periodismo está el de contrastar fuentes y escuchar ambas partes para no quedar con una sola visión sobre los temas a investigar, esta semana les proponemos los testimonios del árbitro Ricardo Companini; Carlos Martín, el responsable de la Serie Nacional; César Pérez, supervisor de árbitros y el de Juan Reinaldo Pérez Pardo, presidente de la Federación Cubana de Béisbol y comisionado nacional.

Janet Moreno, jefa del grupo de árbitros en el momento del incidente en el estadio Capitán San Luis, no ofreció declaraciones. Prefirió no volver a tocar el asunto por un pedido de su mamá, de 78 años. Según cuenta “ha sido la que más ha sufrido todo este proceso y mi sanción”.

Ricardo Companioni: “Solo dije que no me mencionaran”

“Yo regresaría a La Habana el jueves 18 o el viernes 19 de abril, pero mi compañero Lobaina, se enfermó y tuvo que salir de Pinar del Río. Entonces, conversaron conmigo para que trabajara el sábado. Me dijeron que no me preocupara y que estuviera relajado. Pero si hubiese aparecido otro árbitro, no hubiese actuado yo.

“Era muy difícil salir al terreno después de lo que había pasado. Me habían tirado hasta pomos y la gente estaba muy molesta. Si escuchaban el nombre de Ricardo Companioni, todo el mundo iba a reaccionar. Yo quería trabajar mi juego tranquilo.

“Lo que le dije al anotador José Andrés Ramos Aroche, y solo a él, fue que no me mentaran. Pero en ningún momento le pedí que me cambiaran el nombre. Esa idea nunca la tuve.

“Lo que quería era que no me mencionaran, para que nadie supiera quién era y ni que yo estaba ahí. Eso se pudo haber hecho y tampoco mencionar a los árbitros por el anunciador local. Ha pasado otras veces.

“Pero ya te digo, estoy molesto, porque dicen que fui el culpable de ese nombre falso, el promotor de todo lo sucedido. Pero solo dije que no me mentaran.

“Le puedo asegurar que si yo le hubiese dicho al anotador: ‘ponme ahí Roberto Rodríguez’, no permitiría que sancionaran a nadie, porque mis hechos los asumo. Pero no fue el caso.

“Estaba en el terreno cuando dijeron el nombre por el anunciador local. ‘¿De donde salió?’ No sé. Mientras, estuve en el cuarto de árbitros no se mencionó nombre alguno. El que no la debe, no la teme. Por eso estoy tranquilo aquí, en mi casa.

“Lo de la publicación en Facebook que salió con mi nombre ya he explicado que fue mi esposa. Usó mi teléfono sin que yo lo supiera, por eso pensé y escribí que me habían hackeado la cuenta, pero en realidad fue ella. Estaba muy molesta e indignada.

“Respecto a las sanciones, desde mi punto de vista se fue demasiado duro con todos. Incluso, conmigo”.

Carlos Martín, responsable de la Serie Nacional de Béisbol. Foto: Roberto Morejón/JIT.

Carlos Martín: Desgraciadamente, Charles no informó lo del nombre falso

“Cuando se dio la jugada en tercera en el primer partido de la subserie Pinar del Río-Matanzas, Charles Díaz me informó lo sucedido al acabar el choque. Más tarde, cuando salió el video de esa jugada, me la envió y me dio su opinión de que Companioni no trabajara más en la subserie, criterio que fue evaluado en la CNB.

“Se tomó la medida técnica de que Ricardo Companioni no participara ni el miércoles ni el jueves. No se trataba de una sanción, porque no cometió ninguna indisciplina, solo que se equivocó en una apreciación.

“El sábado, Charles me dice que el árbitro Campanioni actuaría en el juego, y yo le contesté que esa era la determinación del departamento de Reglas y Arbitraje (incorporarlo a trabajar). Insisto, cuando dije eso me referí a que arbitrara el sábado y el domingo, nunca a que lo hiciera con un nombre falso. Jamás aprobaríamos eso.

“Finalizados los encuentros de sábado y domingo, Charles me envió los partes y me informó que ambos concluyeron sin ningún tipo de incidencias. En ningún momento me comunicó que Companioni trabajaría o que trabajó con un nombre falso.

“Al ver los comentarios que surgieron a partir de la entrevista a Charles realizada por Ernesto Amaya (lunes 13 de mayo, por la tarde noche), lo llamé al día siguiente (martes 8:30 a.m.) y después de repasar todo esto que dije anteriormente, concluí con una pregunta para salir de dudas: ‘¿Usted me informó en algún momento a mí que Companioni iba a trabajar o trabajó con un nombre falso?’ Su respuesta fue categórica: ‘No. En ningún momento se lo informé’.

“Le seguí comentando en la conversación que eso no era lo que estaba dando a entender en la entrevista, que la gente estaba entendiendo otra cosa y me dijo con estas palabras: ‘Nunca dije eso. Si lo tengo que aclarar, lo aclaro’.

“Le pedí encarecidamente que si lo volvían a entrevistar que lo aclarara, me dijo que sí, que lo haría. Y así lo hizo en una entrevista a Cubadebate.

“Los motivos por lo cuales Charles no informó lo del nombre falso, solo lo sabe él o los que se han entrevistado con él, pero desgraciadamente no lo informó. Todo esto lo puede corroborar con el propio Charles”.

César Pérez: No sé nada del nombre falso

“No sé quién dio ese nombre falso. Y sí estuve de acuerdo con que Companioni trabajara el sábado 20 de abril, porque ya había cumplido su medida técnica. No tengo nada más que decir”.

Juan Reinaldo Pérez Pardo, presidente de la Federación Cubana de Béisbol. Foto: JIT.

Juan Reinaldo Pérez Pardo: No estamos en contra de Charles ni de nadie

“El incidente que ocurrió en Pinar del Río, parte de una jugada en tercera base, decretada como out por el árbitro Ricardo Companioni. Era evidentemente quieto. La decisión favoreció al equipo de Matanzas, que a la postre ganó el juego por una carrera (8-7).

“Eso exacerbó los ánimos en el estadio Capitán San Luis y la policía hasta tuvo que intervenir, porque el público tiró objetos al árbitro y para el terreno. Posteriormente, se hizo un análisis con el árbitro, se revisó el video que salió en las redes y Companioni reconoció que realmente se había equivocado. Nos llegó a decir que no sabe porque cantó out, porque incluso lo había visto quieto, pero parece que se presionó con el público.

“Con Companioni se hizo el análisis y se entendió que fue suficiente al ser honesto y reconocer su error. No tipifica nada en el reglamento o el sistema competitivo cubano que sanciones a una persona por equivocarse en un out, un quieto, strike o una bola.

“Se decidió solo que no arbitrara durante miércoles y jueves (los juegos 225 y 233) para proteger su integridad. Esa medida no se informó, porque los grupos son aproximadamente de cinco árbitros y siempre hay uno que se queda como reserva.

“El grupo de Companioni viajó sin reserva porque decidimos dejar en La Habana a Yalili Acosta. Ella tiene problemas de sangramiento en su periodo menstrual y se iba a atender aquí. Entonces, fueron solo cuatro árbitros hacia Pinar del Río.

“Se decidió colocar en la rotación a Maikel García Cué, que había regresado del Campeonato Panamericano de Softball, en Colombia. Es un árbitro de softbol y béisbol, como lo son Yordan Mesa, Ronal Peralta, Román Zamora o el propio Companioni.

“Se conversó con Maikel y estaba dispuesto a trabajar, aunque aclara que el fin de semana no iba a poder, porque era su cumpleaños y tenía una reservación.

“Trabajó miércoles y jueves. No se informó lo de Companioni, porque realmente no fue una sanción. Sencillamente, se decidió que jugara como quinto hombre de reserva para preservar su integridad y fue una medida técnica, a lo interno, por su error en la jugada de tercera.

“Luego de que Yalili se había atendido en La Habana, se mandó para Pinar del Río el fin de semana. También tuvimos que quitar de ese grupo de árbitros a Lorien Lobaina, el guantanamero, porque se lesionó en una pierna el jueves y no podía caminar. Hicimos, entonces, un análisis de cómo íbamos a trabajar, porque no había más árbitros inscritos.

“Es cierto que el comisario técnico Charles Díaz alertó que para él Companioni no debía trabajar, cuando le dijeron que lo haría y le comunicaron que la decisión era ponerlo en segunda, para que no estuviera cerca de la raya, evitar la presión sobre las bases, acercamiento al público, que le gritaran cosas que pudiera oír.

“Se trató de una decisión técnica, la cual fue consultada, colegiada y aprobada por la comisión nacional de béisbol, porque habían pasado días y entendíamos que Companioni podía hacerlo.

“Se aseguró el sistema deportivo, el estadio, la PNR, y todo transcurrió sin problemas el sábado y domingo. Incluso, fue felicitado el trabajo de Yalili en home, el sábado, y el de Yordan, el domingo. Hubo visita hasta del Inder nacional. El vicepresidente, Ariel Saínz, estaba en el Capitán San Luis.

“Es decir, Charles alerta, no, mejor dicho, sugiere o propone como comisario técnico del evento, pero la comisión técnica de la Serie Nacional comunicó que Companioni trabajara el sábado 20 de abril.

“Charles alega que Carlos Martín le dijo que no se metiera en eso, que no era una decisión de él. Carlos realmente le pudo haber dicho que era una decisión de Reglas y Arbitraje, pero fue algo colegiado porque a mi sí se me alertó.

“Carlos me lo comunicó. Nos sentamos con Del Risco, César Valdés y demás personas que pertenecen a la comisión de jueces y árbitros y se decidió que Companioni trabajara. Eso fue lo que pasó. No voy a decir mentiras al pueblo ni he dicho mentiras nunca”.

Janet Moreno confesó en la investigación no haber dicho que cambiaran el nombre. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters.

¿Cómo fue lo del nombre falso según la investigación?

Sobre el cambio de identidad del árbitro Ricardo Companioni también ofreció declaraciones Juan Reinaldo Pérez Pardo, presidente de la Federación Cubana de Béisbol.

“No daré muchos detalles porque de eso se ha escrito y hablado bastante. Hay un expediente hecho por Pinar del Río con todo lo sucedido. Fundamentalmente, es que cuando el anotador auxiliar, José Andrés Ramos Aroche, bajó al cuarto de árbitros para recoger los árbitros actuantes, le comunicaron que no dijera el nombre de Ricardo Campanioni.

Él alega que le informaron que le cambiara el nombre y pusiera el de Roberto Rodríguez y que se lo dijo Janet Moreno. Janet Moreno argumentó que ella nunca dijo eso. Ahí empezamos con el primer conflicto.

“En un careo en una llamada tripartita por WhatsApp, Janet le dice a José Andrés que eso no fue así, que es un mentiroso que la está enjuiciando a ella por ser mujer. Que fue Companioni y que parece que le tiene miedo a Companioni.

“José Andrés dice que no, que él no dice mentiras, que fue ella. Él dijo en un momento determinado que en el cuarto estaba César Pérez, el comisario de árbitros, y cuatro árbitros manifiestan que él no estaba y el mismo Ramos Aroche después contó que César Pérez no estaba. Evidentemente, existió incongruencia en la información.

“Por eso fuimos a varias provincias a entrevistarnos con los implicados. Primero, a Matanzas para hablar con Janet Moreno y con César Pérez cuando trabajaron en la subserie posterior. Después, viajamos a Pinar del Río en una comisión organizada por el vicepresidente de Aseguramiento del Inder, Omar Venegas.

“Ahí nos reunimos con más de veinte personas de Pinar del Río que tuvieron que ver, de una manera u otra, y escuchamos también sus testimonios.

“Posteriormente, fuimos a Sancti Spíritus y hablamos con Companioni, quien entregó un documento escrito por él, donde dice que Janet Moreno no dijo nada y que ni ningún árbitro dijo nada que le cambiaran el nombre.

“Él alega, y lo entrega por escrito, que fue quien le sugirió al anotador auxiliar que no dijera su nombre. No dice en ningún momento que le dijo que cambiara su nombre ni que le pusiera Roberto Rodríguez. Cuenta que pidió solo que no dijera su nombre. Se sentía presionado por lo que había ocurrido el martes y el sábado sabía que tenía que trabajar.

“No digo con esto que José Andrés Ramos Aroche, el anotador oficial, esté diciendo mentiras ni tampoco Janet ni Campanioni. Sencillamente, voy a los hechos. Companioni está diciendo que fue él quien dijo que no lo mencionaran.

“Yalili Acosta, que actuó en ese juego, dice que fue Companioni quien sugirió que no dijeran su nombre. Yordan Mesa, el árbitro de Santiago de Cuba, que también estaba en el grupo, desde un primer momento me aseguró que fue Companioni quien lo pidió.

“Y Janet Moreno, además de decírmelo a mí se lo dijo a José Andrés, que había sido Companioni. No nos fuimos por un testimonio hasta ser firmado por la propia persona. Por eso determinamos que quien inició o se le ocurrió que no dijeran su nombre fue Companioni.

“En el caso de José Andrés Ramos Aroche no lo sancionamos por lo que él dice, sino sencillamente porque era la persona encargada de trasladar una información de un lugar a otro y pudo con su honestidad haberlo no permitido o haberlo comunicado, por ejemplo, al comisario técnico Charles Díaz, a la directora del Inder de Pinar del Río, a la comisión nacional, al jefe de anotadores, a Roberto González, que se subordina a él…

“Pudo haber dicho: ‘Me están induciendo a que haga esto’. Pero no se lo comunicó a nadie. O pudo no haber transmitido la mentira. ‘Yo eso no lo voy a decir porque ese que está ahí es Companioni, no es Roberto Rodríguez’. Se prestó para la tarea. Independientemente, de que alguien se lo sugirió, que dice que fue Janet, como jefe de ese grupo de árbitros.

“A Janet le quitamos la condición de jefa de grupo y la sancionamos por diez partidos, porque por ética no debió haber permitido que Companioni sugiriera tal cosa. Aunque ella lo tomó como que Companioni se lo dijo en tono jocoso. ‘Oye, no vayas a mencionar mi nombre ahí’. No le prestó la importancia que llevaba porque se concentró más en el juego de béisbol.

“Entonces, se anunció el sábado por el amplificador local un nombre que según me explica César Pérez, comisario de árbitros, él no escuchó, Charles tampoco, nadie lo oyó ni el vicepresidente que estaba de visita en Pinar del Río. Lo creo porque cuando mencionan el árbitro una sola vez y el audio no se escucha bien-a veces no tienen la mayor calidad-puede ser que las personas no se den cuenta.

“Ahora, lo que está reflejado en la hoja de anotación escrita a mano y en la página web, es el nombre de Ricardo Companioni. Así está en todos los documentos oficiales. Nunca apareció el de Roberto Rodríguez.

“En el juego del domingo estaba de anotador Michael Hernández. Es también el metodólogo de la comisión de béisbol en Pinar y fue quien detectó el problema. Dice que Ramos Aroche le entregó un documento por escrito firmado por él (con el cambio del nombre hecho). A Michael eso le llamó la atención. Como metodólogo llamó a la mesa y le salió el jefe de Reglas y Arbitraje de Pinar del Río, Redonet, quien le informó que efectivamente desde ayer se había anunciado con ese nombre.

“Dice Charles que cuando él le preguntó a César Pérez en el tercer inning le dijo que sí, que él y Janet se habían puesto de acuerdo, para cambiar ese nombre. César Pérez declara lo contrario. Nunca reconoció que él sabía que se le había cambiado el nombre ni que Janet lo había hecho. Y los árbitros alegan que César Pérez tampoco estaba al tanto de lo que había ocurrido en ese cuarto. Eso lo supe por las entrevistas que tuve con cada cual.

“No es lo mismo que dice Charles, quien asegura que César Pérez sí lo sabía. Nosotros no estamos enjuiciando a Charles, a César y ni decimos que uno dice verdad ni que el otro dice mentiras. Somos incapaces de eso.

Nos concentramos fundamentalmente en las funciones de cada cual. Se sancionó a Companioni por haber iniciado el tema. En su declaración también confiesa que en las redes sociales pensó que le habían hackeado la cuenta, pero después supo que su esposa utilizó su teléfono y puso el tuit sin él saberlo. Por eso pensó que la habían hackeado la cuenta.

“Y nos alega que fue quién sugirió que no dijeran su nombre. Fueron siempre sus palabras. ‘No dije que dijeran otro nombre, dije que no dijeran mi nombre’.

“Sancionamos a Ramos Aroche por no cumplir su función de trabajo y trasladar una mentira. Fue a la cabina de locución local y a la de la radio en Pinar para que dijeran en vez de Companioni el nombre de Roberto Rodríguez, porque se lo había mandado a decir Janet Moreno.

“Por eso el periodista Osbel Benítez lo detecta y dice: ‘¿Cómo es que voy a cambiar el nombre?‘ José Andrés es el que lleva la información. Está dentro de su función, pero entendimos que no debió haberla llevado con un nombre falso.

“Si se denuncia desde un mismo primer momento, esto se pudo haber evitado. Nos enteramos a la semana por las redes. Para las personas responsables que tenían el deber de comunicarlo como el anotador, el comisario técnico, el comisario de árbitros se decidió la separación de la serie, porque nadie lo comunicó. Por una razón o por otra, con más argumentos o con menos, pero ninguno lo hizo.

Existió contradicción entre lo que dijo Pinar del Río y los árbitros actuantes. Al no encontrar un esclarecimiento total de los hechos, la comisión disciplinaria decidió que se fuese más por el procedimiento del cumplimiento, la función de cada uno.

Charles Díaz. Foto: Angélica Arce Montero/Cubadebate.

A Charles Díaz se sanciona por no cumplir sus funciones como comisario técnico. Que él pudo haberlas tenido confundidas, se la puedo aceptar. Le puedo aceptar también que quizás en un momento determinado no le dieron la total autoridad o importancia.

Es cierto que Charles en su momento comunicó que no debería trabajar ese árbitro, que no estaba de acuerdo, pero la comisión nacional se reunió y decidió que trabajara a partir de un día determinado.

“Después, el domingo en la tarde, cuando se enteró que estaba trabajando un árbitro con un nombre falso intencionado, él no lo comunicó. Por eso su sanción.

“En su caso, la sanción está con su nombre de béisbol. Fue un error nuestro. Tenemos tiempo para rectificarlo y cambiar la resolución. Ahora, no puedo abrir un proceso después de que se cerró. ¿Qué lógica tiene? Pero reitero, no tenemos nada en contra de Charles, ni de nadie.

“Por último, respecto a nuestra primera publicación en X la emitimos llevados por la indignación y el deseo de responder a los enemigos que tradicionalmente nos atacan, y sin hacer toda la búsqueda necesaria.

“Luego, supimos que sí había sucedido. Entonces, publicamos el segundo mensaje reconociendo lo del nombre falso y planteamos la decisión de llegar al fondo del asunto”, concluyó Pérez Pardo.

A todas luces y como reconoce la propia comisión nacional de béisbol hubo discrepancias en los testimonios ofrecidos para la investigación.

Lamentablemente, no tenemos un detector de mentiras para saber quien dice la verdad y quien no, por lo que las sanciones se establecieron según la función de cada cual, acto que también puede ser cuestionable, teniendo en cuenta la trayectoria de algunos de los involucrados.

José Andrés Ramos Aroche y Charles Díaz alegan que fue Janet quien le comunicó al anunciador (José Andrés Ramos Aroche) lo del nombre falso y que César Pérez también lo sabía. Sin embargo, Janet, Companioni y César Pérez aseguran no saber nada del tal “Roberto Rodríguez”.

Charles alertó de que Companioni no debería trabajar el sábado 20 de abril, pero luego no comunicó lo del nombre falso. Eso no los contó él mismo, porque ya estaba el antecedente de que no era un problema suyo sino de Reglas y Arbitraje.

Companioni siempre dijo que trabajaría, pero que no lo mencionaran. Reconoció que se equivocó en la jugada de tercera y que la publicación inicial la hizo su esposa. El resto, son puras suposiciones.

La verdad sobre quien se le ocurrió poner el nombre falso y que fuera Roberto Rodríguez nunca la sabremos. Y, por lo dicho por la comisión nacional de béisbol, las sanciones no se revisarán, aunque sea el reclamo de la afición.

Fin de la novela.

(Tomado de Cubadebate)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Relacionadas

El pinareño Hugo Franco pone a Cuba en París

Cuando parecía más lejana la meta entre 114 arqueros de todo el mundo, el pinareño Hugo Franco sacó su temple en Antalya, Türkiye, para obtener una de las cinco cuotas

Scroll al inicio