Portada » El valor de lo que estamos defendiendo

El valor de lo que estamos defendiendo

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Correo Electrónico
Imprimir
El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, conversó este jueves con el equipo de prensa de la Presidencia, una vez concluida una jornada de análisis en la provincia de Las Tunas, experiencia que forma parte de los encuentros realizados a lo largo de la Isla, entre la máxima dirección del país y dirigentes, obreros, campesinos, académicos y representantes de cada territorio.
El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, conversó este jueves con el equipo de prensa de la Presidencia, una vez concluida una jornada de análisis en la provincia de Las Tunas, experiencia que forma parte de los encuentros realizados a lo largo de la Isla, entre la máxima dirección del país y dirigentes, obreros, campesinos, académicos y representantes de cada territorio. Foto: Estudios Revolución

“¿Cómo nos inspiramos en esos que están venciendo el bloqueo?”, así lo planteó en la tarde de este jueves el Presidente Díaz-Canel a los reporteros que conversamos con él una vez concluida la reunión en esta provincia, la cual forma parte de las realizadas a lo largo de la Isla, entre la máxima dirección del país y dirigentes, obreros, campesinos, académicos y representantes de cada territorio.

El Jefe de Estado ya había compartido esa idea en uno de los intercambios precedentes, cuando reflexionó que quienes lo están dando todo por aportar bienestar al pueblo a pesar de todas las adversidades, “son los que rompen el bloqueo todos los días”. Y dijo también: son los que inspiran, son los que ponen el pecho a las balas, son los que deciden hacer en vez de quedarse inmóviles.

En su diálogo este jueves con el equipo de prensa de la Presidencia, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista compartió consideraciones esenciales acerca de un ciclo evaluativo que casi ha terminado y que ha tenido lugar justamente para revisar las metas trazadas en enero del 2023, desde cada provincia, con miras a ir rompiendo el contexto de dificultades que enfrenta Cuba.

“Estamos en el primer ciclo evaluativo que realmente no ha culminado aún”, dijo el mandatario, quien enunció que van quedando pendientes el municipio especial Isla de la Juventud y la provincia de Ciego de Ávila.

Al explicar el sentido de un proceso que comenzó en enero, habló sobre la necesidad de acciones “que nos permitan, en el menor tiempo posible, superar la difícil situación que vive el país como parte de esta crisis económica y social que ya habíamos avizorado que teníamos que enfrentar desde los momentos de la COVID-19, y hacia la cual iba a evolucionar el mundo”.

El dignatario explicó a los periodistas que, para entender “lo que estamos haciendo en este momento, hay que partir de enero”: en ese mes, dijo, grupos de expertos, especialistas y académicos, junto a los principales cuadros de dirección a nivel de provincia, a nivel de municipio, establecieron estrategias y se plantearon indicadores para los principales programas en áreas clave.

De ese trabajo, como comentó el Jefe de Estado, nacieron compromisos encaminados a que este 2023 fuese un año mejor que el 2022, “como nosotros habíamos alentado en la Asamblea Nacional del mes de diciembre”.

Nacimiento de las metas

“Yo creo que se trabajó con mucha profundidad -valoró Díaz-Canel Bermúdez-; se trató de llegar a indicadores realistas, y en aquel momento (en enero del 2023) se defendieron con mucha precisión estas estrategias”. El dignatario definió que en tales metas ha “predominado el concepto de la resistencia creativa; y es que nosotros tenemos que superar esta situación por nosotros mismos, con nuestro talento, con nuestro esfuerzo, con nuestro trabajo, superando el bloqueo, aunque no lo levanten y aunque no lo flexibilicen”.

La aspiración, enfatizó, tiene que ser mirar más hacia nosotros mismos, y preguntarnos “cómo somos capaces de superar toda esta situación. Y por lo tanto aquel encuentro de enero, además de presentación de compromisos, de objetivos y de indicadores, también permitió un intercambio para ir creando consenso sobre maneras de hacer, sobre experiencias que se tenían y que había que multiplicar”.

El momento de enero fue de plantearse -explicó el Presidente a los reporteros- qué conceptos se iban a defender en la producción de alimentos y en el tema energético, en los temas sociales, en los servicios a la población, en el enfrentamiento al delito o a fenómenos como la inflación.

El Jefe de Estado hizo referencia a cómo se complejizó la situación energética con el tema del combustible, lo cual “ha tenido un impacto importante en la economía y ha tenido un impacto importante en la población”. Igualmente explicó que se ha complejizado el tema relativo a las importaciones de los alimentos, “porque han subido los precios de los fletes, han subido los precios de los alimentos, nos está costando más trabajo adquirir en tiempo los alimentos de la canasta, y tenemos una canasta montada sobre la base de la importación”.

Lo anterior explica, como dijo el mandatario a la prensa, que en un momento como este haya tenido lugar un nuevo análisis.

Impresiones derivadas de los encuentros

“¿Qué impresiones tiene uno?”, expresaba el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista acerca de estos encuentros. Aunque “estamos acabando de salir de una reunión —decía—  y hay que procesar todavía todos los datos, hay que interrelacionarlos hay que ver también los dos territorios que nos quedan”, se aprecia, que “no hay derrotismo”. Y más adelante declaró:

“Hay voluntad; hay compromiso; quienes tienen que exponer porque responden por determinadas actividades, responden por esos compromisos con mucha vergüenza; y han planteado que no han podido cumplir, pero también su decisión de hacer mucho por recuperar indicadores, por perfeccionar sistemas de trabajo para poder llegar a esos indicadores, para no renunciar a los indicadores que se habían propuesto”.

“Por lo tanto, el derrotismo no está presente. Hay disposición, hay comprensión”.

El dignatario valoró que los “análisis fueron muy críticos y muy autocríticos: Aquí no hubo complacencia, aquí no hubo informes edulcorados. Los informes fueron muy concretos, y por lo general no se detuvieron en las cosas en las que había resultados, sino que se detuvieron en los problemas”.

Tuvieron lugar análisis -explicó Díaz-Canel- en los que se podía advertir que “los problemas no son desconocidos, que no se está ajeno al nivel de complejidades estructurales, de funcionamiento, objetivas y subjetivas, que existen”.

El mandatario recordó que para llegar a este momento de los intercambios “ya había una reflexión previa; o sea, no es que nosotros vinimos a chequear y ahora la gente están chequeando, están controlando”. Es que en cada territorio, dijo, existen los análisis de los cuales han nacido las prioridades de trabajo.

Foto: Estudios Revolución

Los retos

“Hay mucha insatisfacción, no hemos logrado cambiar la situación, no se ha logrado cumplir con un grupo importante de indicadores”, afirmó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, quien además expresó que en los encuentros recientes, donde se ha hablado de causas objetivas y causas subjetivas, “hemos ido más a lo subjetivo, donde hay potencialidades, donde están las reservas que nosotros podemos mover y que nos pueden impulsar”.

Al mismo tiempo se demuestra -como explicó el Jefe de Estado- “que hay experiencias muy positivas, que hay entidades, colectivos, determinados tipos de instituciones que han logrado superar la situación y han logrado cumplir con los compromisos, que han logrado cumplir los indicadores; y no era porque se hubieran puesto indicadores fáciles, sino porque han sido más proactivos, más creativos”.

Tal realidad, argumentó el dignatario, “presupone un nuevo reto: no solo cumplir con los indicadores, no solo seguir defendiendo los conceptos con que hemos estado trabajando”. También se trata ahora, dijo, de pensar en “cómo multiplicamos, en el menor tiempo posible, esas buenas experiencias. Como yo decía: ¿cómo nos inspiramos en esos que están venciendo el bloqueo?”.

Aprendizaje para el avance

En su valoración sobre lo que han significado estas reuniones de chequeo, el Presidente Díaz-Canel destacó que se ha dado la posibilidad de intercambiar sobre diversos conceptos. En algunos lugares se ha hecho necesario, explicó, volver sobre algunos, y esclarecerlos; “y lo hemos hecho, en mi entender, de una manera didáctica”.

“Hemos estado razonando a partir de situaciones, a partir de datos, a partir de incumplimientos; hemos ido reflexionando, y yo creo que eso también nos da un momento de comprensión. Si no hay comprensión de los problemas, estos no se pueden enfrentar ni superar”.

En la misma línea de pensamiento el mandatario expresó que los intercambios han aportado a la dirección del país “visiones desde los territorios”, en torno a “temas que debemos abordar de manera diferente, de manera más intensa, de una manera más proactiva”.

Más adelante el Jefe de Estado razonó: “Sé que estamos en medio de una situación difícil y no alienta que uno explique las cosas sin que estén aún los resultados, sobre todo los resultados en la mesa (relativos a la alimentación), pero estoy convencido de que vamos a superar esta situación, porque hay comprensión, porque hay compromiso, porque no hay derrotismo, porque hay deseos de hacer”.

El Presidente cubano enunció que a partir de todos los aprendizajes, “a partir de todo lo que hemos podido transmitir, a partir de todo lo que se está haciendo, a partir de todo lo que hay que perfeccionar, en septiembre volveremos a otro ciclo de recorrido”.

“Estoy convencido -dijo – de que en ese nuevo momento vamos a tener también más resultados”.

Al describir el presente, el mandatario habló sobre la importancia de “cómo seguimos impulsando” los conceptos en los cuales se logran consenso, cómo las buenas ideas pueden convertirse en resultados, “sobre todo con la convicción de que el país no está detenido, de que se están haciendo cosas”. A propósito de cuánto se está haciendo y se podrá hacer, el Jefe de Estado comentó acerca de algunas acciones alentadoras que ha emprendido el país para mejorar paulatinamente situaciones básicas que afectan al pueblo, como la alusiva a la estabilidad del Sistema Electroenergético Nacional.

Díaz-Canel pidió reparar en lo siguiente: “Hay que ver en los ambientes en los que se está trabajando, de complejidad; y yo diría también de mucho sacrificio”. Hay que ver, dijo, “cómo la gente también hace cosas y también te asombran con resultados que van teniendo”.

“Creo que en esa capacidad de enfrentar adversidad y de ir logrando resultados, de ir consolidando, van a llegar entonces las victorias; y nuevas victorias van a generar nuevas victorias. Yo creo que ha sido un recorrido, además de estimulante, fuerte, porque te lleva en poco tiempo a recibir el impacto de todo un grupo de problemáticas que hay, pero también de esperanza y de confirmación en que lo que estamos defendiendo vale”.

(Tomado de sitio oficial de Presidencia y Gobierno de Cuba)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Relacionadas

Hacer de la ciencia un bien común, accesible y único

Académicos de más de 16 países, de varios continentes, se reúnen desde este lunes en el emblemático Palacio de Convenciones de La Habana, para participar en el III Congreso Internacional

Scroll al inicio