Portada » Las manos de Fidel

Las manos de Fidel

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Correo Electrónico
Imprimir
La exposición colectiva Las manos de Fidel quedó inaugurada, en el Memorial José Martí, y está conformada por 21 piezas: 20 fotos de nueve fotógrafos cubanos y una pintura
La exposición colectiva Las manos de Fidel quedó inaugurada, en el Memorial José Martí, y está conformada por 21 piezas: 20 fotos de nueve fotógrafos cubanos y una pintura Fotos: Juvenal Balán

La exposición colectiva Las manos de Fidel quedó inaugurada este 11 de agosto en el Memorial José Martí, como parte de los homenajes que en todo el país se hacen a la memoria del Comandante en Jefe por el aniversario 97 de su natalicio.

A la apertura de la colección, que estará accesible al público hasta el mes de septiembre, acudió el miembro del Buró Político y secretario de Organización del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Roberto Morales Ojeda.

La muestra está conformada por 21 piezas: 20 fotos de nueve fotógrafos cubanos y una pintura, el último retrato que le hiciera a Fidel el reconocido artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, gran amigo de Cuba y del líder. Las instantáneas llevan la firma de Alberto Korda, Alex Castro, Ismael Francisco, Liborio Noval, Osvaldo Salas, Raúl Abreu, Raúl Corrales, Roberto Chile y Roberto Salas.

Las imágenes ofrecen un recorrido, desde 1955 hasta 2012, por la evolución de la gestualidad de Fidel, característica que acompañaría su oratoria desde sus años mozos hasta sus últimos días. Se hace evidente al transitar por la exposición cuándo estamos ante un Fidel alegre, enérgico, directo, decidido e intransigente.

Si en muchos casos los ojos son el espejo del alma, cuando hablamos del Comandante en Jefe eran sus manos las que transmitían gran parte de la fuerza de su mensaje. Manos que apuntan certeras, que firman un libro, que sujetan un bate, que empuñan un fusil, que sostienen un cigarro, que saludan a la multitud. Desde las manos jóvenes que señalan el camino hasta las manos delgadas, largas y manchadas de quien ha hecho mucho.

(Tomado de Granma)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Relacionadas

La Colmenita, una escuela cubana de bondad

Por más de tres décadas, La Colmenita se ha instalado en el sentimiento de los habitantes de la Isla, y allende los mares, no solo por la belleza de sus

Scroll al inicio