Portada » Sergio y Luis Saíz no murieron aquel 13 de agosto

Sergio y Luis Saíz no murieron aquel 13 de agosto

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Correo Electrónico
Imprimir
Pinar del Río rinde homenaje de recordación a los hermanos Saíz Montes de Oca en el Aniversario 66 de su asesinato
Foto: Periódico Guerrilero

Aquel 13 de agosto de 1957, a pesar de las balas y la partida física, los revolucionarios Sergio y Luis Saíz Montes de Oca no murieron.

Lejos estaba de imaginar la dictadura de Fulgencio Batista que aquellos adolescentes, ultimados en su natal San Juan y Martínez, pasarían a la inmortalidad y 66 años después continuarían en los corazones de los cubanos.

La madurez política de los hermanos era tal que soñaron con una Revolución justa, renovadora, honrada y socialista, como consta en lo que constituye su testamento político, el documento Por qué luchamos.

Idearon el camino que debía seguir la   Revolución, que abarcaba aspectos como el rol de la enseñanza en la formación de valores.

Crearon las cátedras martianas, planearon incluso la universidad obrera Julio Antonio Mella, que llegaría a los habitantes de pueblos del campo; pero esos anhelos se verían materializados a partir de la victoria del primero de enero de 1959.  

Sergio y Luis Saíz dejaron una huella innegable en la mayor de las Antillas por su quehacer político, y su legado va más allá.

Fueron jóvenes que desde pequeños empezaron a escribir poemas y cuentos, inclinaciones artísticas que resultan desconocidas por no pocas personas.

Actualmente, instituciones como la Asociación Hermanos Saíz, la casa museo enclavada en San Juan y Martínez, la Universidad de Pinar del Río y Ediciones Loynaz de una forma u otra contribuyen al acercamiento de la población al quehacer de los dos revolucionarios.

Por ejemplo, cada año la Asociación Hermanos Saíz les rinde tributo mediante la jornada 13 de Agosto, que este domingo llega a su fin y ha puesto varias manifestaciones del arte al alcance de diferentes públicos.

Asimismo, al decir de Roberto Isbel Morejón, vicerrector de la casa de altos estudios pinareña, desde el ingreso de los estudiantes a ese centro comienza su acercamiento a la vida y obra de ambos revolucionarios, incluso elaboran un calendario de visitas a la casa museo de los Hermanos Saíz.

Pero para el profesor universitario Luis Figueroa Pagés, miembro de la Uneac, Maestro de Juventudes de la Asociación Hermanos Saíz y estudioso de la obra de los dos jóvenes, es necesario crear una institución puramente dedicada a la investigación y el estudio de la vida y obra de Sergio y Luis.

Porque los hermanos Saíz trascienden las fronteras geográficas de Pinar del Río y desde hace décadas constituyen símbolo para toda Cuba.

El homenaje eterno

Las principales autoridades políticas y gubernamentales de Pinar del Río, encabezadas por la integrante del Comité Central y primera secretaria del Partido Yamile Ramos Cordero, junto a estudiantes universitarios rindieron tributo de recordación a los hermanos Luis y Sergio Saíz Montes de Oca en el Aniversario 66 de su asesinato a manos de la dictadura batistiana.

Ante el monumento que perpetúa su memoria, en áreas aledañas a la casa de altos estudios que lleva su nombre, fue depositada una ofrenda floral en nombre del pueblo de las más occidental provincia de Cuba.

En el sureño municipio de San Juan y Martínez, cuna de los jóvenes revolucionarios, también se rindió homenaje a quienes ofrendaron sus jóvenes vidas a la Revolución.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Relacionadas

la alegría de una nueva vivienda

Pinar del Río: la alegría de una nueva vivienda

Para Eglys Iglesias García la alegría y el regocijo de esta tarde compensó la angustia de la madrugada del 27 de septiembre de 2022, cuando el huracán Ian derrumbó su casa.  

Sin transformación (de la prensa) no hay país

La segunda sesión del 4to. Festival Nacional Virtual de la Prensa «Julio García Luis» inició este martes con la conferencia «Para cambiar la prensa hay que cambiar su naturaleza económica»,

Scroll al inicio