Portada » El apoyo del Grupo Caudal a familias pinareñas afectadas por Ian o la responsabilidad social de una empresa estatal (+ Fotos y Video)

El apoyo del Grupo Caudal a familias pinareñas afectadas por Ian o la responsabilidad social de una empresa estatal (+ Fotos y Video)

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Correo Electrónico
Imprimir
El apoyo del Grupo Caudal a familias pinareñas afectadas por Ian o la responsabilidad social de una empresa estatal (+ Fotos y Video)
En el asentamiento José Martí de San Luis se trabaja intensamente. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Mientras te aproximas al lugar, se ven casas de campaña y recipientes sobre hogueras, a modo de improvisadas cafeteras que sirven a quienes llevan días de campaña. A unos metros, el sonido de picos, palas y motosierras te ubica en contexto. Por estos días, el asentamiento José Martí, del municipio pinareño de San Luis, es un hervidero de trabajo.

De sol a sol, los hombres construyen viviendas para damnificados durante el paso del huracán Ian, quienes han sido beneficiados con una contribución de Caudal S.A., grupo de seguros, reaseguros y servicios financieros, que, con el aporte de sus ocho empresas, decidió financiar la compra, construcción y reparación de 15 casas en la provincia más occidental de Cuba.

Historias de casas y vidas que se levantan

“Pasé el huracán de guardia en un seminternado. Por la mañana, cuando regresé a mi casa, estaba en el suelo. Había sufrido un derrumbe total. Luego vinieron los compañeros del Partido y me pidieron permiso para ver si en mi tierrita se podían construir unas casitas para otros damnificados que yo conocía. Rápidamente, las doné para que las hicieran.

“Me sentí orgulloso de donar estas tierras a las personas afectadas, que vivían en lugares muy bajos. Hacía 10 años que tenía el terreno, y de una hectárea, más o menos, solo me quedó un pedacito donde tengo unos frijolitos y unos tomates. Sé que hice un bien.

“Mi casa me la quieren terminar lo más rápido posible y debe quedar mejor que antes. El Gobierno me dijo que me iba a dar otra tierra” (Ireno Gollas Jorge, cuyo núcleo familiar está compuesto por su esposa y una niña).

Lea: Día del educador en Consolación del Sur, reconocimientos y compromiso

***

“Antes de Ian, mi vivienda estaba en muy mal estado, en un barrio que le dicen el Estadio. Incluso, mis compañeros de trabajo andaban en gestiones para mejorarla.

“Cuando pasó el ciclón, tuvo derrumbe total y me vi prácticamente en la calle. Hasta ahora he estado en casa de mis padres, que están encamados.

“Hace un mes, mis compañeras de trabajo en la ESEN nos dijeron a mí y a un grupo de inspectores de Intermar que se nos habían asignado casitas en un pueblecito cercano y que ya se estaban construyendo. Me llenó de emoción, porque mi esposo y yo no teníamos dónde vivir.

“Estoy muy contenta. Ya pueden ver cómo está quedando. Estoy maravillada. La mía estaba en muy mal estado y era mucho más pequeña. Estoy agradecida a la Revolución, mi centro de trabajo y todos los compañeros.

“Y aquí estamos, con los constructores. Nos apoyan nuestros compañeros de trabajo del nivel provincial y nacional, y todos los factores” (Dianelis Hernández, trabajadora de la ESEN en San Luis).

Damnificada Dianelys Hernández, trabajadora de la ESEN. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

La OSDE Caudal, que agrupa a empresas aseguradoras, consultoras, auditoras, y de avalúos e inspecciones, destinó alrededor de 10.5 millones de pesos para la construcción de 15 viviendas en Pinar del Río.

“Este financiamiento de compra o construcción ha sido donado como parte de las provisiones que se hacen antes de repartir las utilidades del sistema Caudal”, dijo Roberto Vázquez Hernández, presidente de ese grupo empresarial.

Seis casas están destinadas a trabajadores del grupo, fundamentalmente de la ESEN e Intermar.

“Hay otras seis para casos vulnerables, que el Gobierno y el Partido son los que los están determinando y, por último, acordamos ayudar a tres trabajadores de la ONAT cuyas viviendas sufrieron derrumbes totales. Los financiamientos ya están dados y se trabaja intensamente en ocho viviendas que deben ser inauguradas el día 28 de diciembre”, refirió.

Roberto Vázquez Hernández, presidente del grupo Caudal junto al primer secretario del PCC en San Luis, Ronal Hidalgo Rivera. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Además de aportar este financiamiento, Caudal ayuda materialmente a sus trabajadores, teniendo en cuenta que hay casi 50 con afectaciones en Pinar del Río.

“Es una necesidad imperiosa del país. Los sistemas empresariales deben participar con financiamiento para mejorar la calidad de vida de sus trabajadores, más aún los que viven en municipios por donde pasó el ciclón Ian”, dijo el directivo.

Todos los viernes, especialistas de Caudal viajan a Pinar del Río. “Chequeamos con el PCC y el Gobierno la situación de los afectados, preocupándonos por que tengan sus viviendas, se reparen sus techos. Así contribuimos no solo en dar dinero, sino acompañando a las autoridades para que estos problemas se resuelvan lo más inmediatamente posible y salgan beneficiados la mayoría de los trabajadores”.

Tras el paso de Ian por el occidente cubano, la empresa aportó 20 millones de pesos al presupuesto central del Estado.

Ese monto “lo acordamos con el Ministerio de Finanzas y Precios para financiar necesidades priorizadas sin afectar el compromiso de entregar al cierre del año al presupuesto del Estado los millones provenientes del resultado de las utilidades del sistema”, explicó Vázquez Hernández.

Este martes, Caudal recibió la condición Colectivo Proeza Laboral como resultado de su trabajo integral durante 2022. En el reconocimiento se incluyen las acciones de responsabilidad social de la empresa.

“Durante este año ha crecido la fuerza de trabajo, se han multiplicado la profesionalidad con que se ha actuado y la agilidad para dar soluciones y asegurar los financiamientos necesarios, como ocurrió tras el huracán en Pinar del Río”, resaltó en la ceremonia Ulises Guilarte de Naciemiento, secretario general de la CTC.

Casas de tabaco en el municipio de San Juan y Martínez, en Pinar del Río, tras el huracán Ian. Foto: Cubadebate.

La ESEN y las indemnizaciones en el sector tabacalero

“Llevo casi ocho meses trabajando en Caudal. Con el paso de Ian, mi casa quedó en el suelo. Lo perdimos todo. Es que la vivienda estaba en muy malas condiciones, era de madera y zinc.

“Al informar en mi trabajo que había tenido derrumbe total, me dieron dos opciones: me hacían una casa o la compraban. Es más factible que me la compren, porque la construcción se demora un poco más, y hasta creo que sería más económico para Caudal, que está a cargo de los gastos.

“Esta ayuda representa muchísimo, porque económicamente no estoy preparado para construir una vivienda. Ahora mismo, mi familia está en un ‘temporalito apretado’. Esperamos tener casa pronto” (Raydel Felipe Molina, vecino de Río Feo, San Juan y Martínez, trabajador de Intermar. Vive con sus suegros, su mujer y dos niñas, de dos años y cuatro meses).

***

“Mi casa era de mampostería y no tuvo problemas, solo se afectó el techo un poco, pero las viviendas alrededor el ciclón se las llevó completas.

“Luego de Ian, me dijeron que hacía falta salir del lugar donde vivía, porque es una zona en peligro de inundación y acepté. Mi casa era la única que quedaba ahí.

“Los recursos están apareciendo, pero estaban escasos. Todos estamos tratando de terminar lo antes posible, apoyando de sol a sol, con los muchachos de la brigada” (Raúl Báez Febles, damnificado).

Damnificado Raúl López Febles. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Además de sus acciones de responsabilidad social luego del huracán Ian, Caudal se ha involucrado desde su misión como grupo empresarial de seguros.

A raíz del evento meteorológico, fueron estimadas pérdidas aseguradas por 1 181 982 000 pesos en el sector agropecuario.

“Eso, concentrado en pérdidas en la producción terminada del tabaco que habían comprado las empresas tabacaleras y estaba en almacenes, escogidas y en depósitos”, explicó Julio González Hernández, director de la ESEN en Pinar del Río.

“En un segundo momento, están las casas de curar tabaco de los productores individuales, 4 746, que estaban aseguradas. Ya fueron indemnizados. Eso arrojó un importe de 145 487 100 pesos”.

Hoy, añadió, trabajamos en la producción terminada de las tabacaleras, con un estimado de 1 015 165 010 pesos, “un monto bastante significativo dentro de los ahorros”.

González Hernández precisó que, de forma general, “esto es una producción que aún está siendo cuantificada por las empresas. Hoy hay certificadas unas 3 600 toneladas, de 8 700 que se dieron en el parte inicial del tabaco afectado, y se trabaja en la conclusión de esas certificaciones.

“Debemos llegar a ese monto. Ahora, son estimados, no definitivos, porque en la certificación está también no solo el tabaco que se pierde totalmente, sino el que baja de categoría, porque la calidad se afecta y baja el valor de esa materia prima”.

Hasta la actualidad se han indemnizado 347 281 059 millones de pesos, o sea, lo que ha pagado hasta el momento el seguro, de un estimado de más de 1 181 millones y que fluctúa según se van certificando las pérdidas, explicó el director de la ESEN en la provincia.

Fue un huracán muy fuerte, y Pinar del Río tenía, en el caso de las empresas tabacaleras, alrededor de 20 000 toneladas de tabaco a riesgo, recordó González Hernández, y agregó que se ha ido recuperando tabaco, trasladándose a otras provincias como Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara y Sancti Spíritus.

Las ocho empresas de Caudal colaboraron en la donación a fin de agilizar la construcción de las viviendas. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

En cuanto a las afectaciones en viviendas de trabajadores de la empresa, precisó que hay 59 casos en el territorio vueltabajero.

“Conocemos el interés del grupo en pagar los gastos de construcción de las viviendas con pérdidas totales y las que requieren recuperación parcial. Hay ocho derrumbes totales de casas de trabajadores, y afectaciones parciales en 51. Ya se ha comenzado a trabajar en la construcción de las viviendas y próximamente empezará la reparación.

“Conocemos la intención de Caudal de no solamente cubrir los gastos de nuestros trabajadores, sino de un grupo de personas vulnerables que el Consejo de Defensa de la provincia ha determinado”.

Las casas son tipología 4, construidas con madera y cemento: Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Una comunidad y servicios sociales para familias afectadas

***

“El huracán Ian me derribó la casa y me quedé sin nada. Siempre esperé que se me ayudara, que la Revolución no me dejara abandonado. Y ha sido así, en mi centro de trabajo me están ayudando a pesar de los tropiezos que hemos tenido con los materiales.

“Estoy muy agradecido. La ejecución debe empezar pronto. Están las cosas que faltaban en el módulo y los albañiles ya están aquí” (Joselín Vento Barceló, trabajador de Intermar, cuyo núcleo familiar está compuesto por dos mayores y dos niños, uno de 10 y otro de dos).

***

“Mi vivienda era de madera, en muy mal estado. El huracán pasó y lo perdimos todo. Fue impactante entrar a la casa tras el desastre. Nos vimos prácticamente sin nada. Pensábamos que estábamos desamparados, pero no.

“Gracias al grupo Caudal y a la Revolución, tenemos esto que vemos hoy. No está en ejecución todavía, pero sí en proyecto. Había una demora con los materiales, pero ya están aquí. En breve debe comenzar todo” (Ariel Macías Hernández, trabajador de Intermar, cuyo núcleo familiar está compuesto por su esposa y dos hijos, entre ellos un niño de seis años).

El asentamiento José Martí contará con unas 30 viviendas, ocho de ellas financiadas por Caudal. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

En el asentamiento José Martí, en San Luis, se construirá casi un complejo de atención a las familias dañadas por el huracán Ian. En menos de 200 metros, se levantarán 30 viviendas, un círculo infantil, un consultorio médico y una escuela a 50 metros de la comunidad.

Francisco Medina Sánchez, jefe de brigada de la mipyme Bermar Pintura y que, como sus compañeros, duerme en casas de campaña, adelantó que “hay tres viviendas con grandes posibilidades de avanzar antes del 31 de diciembre”.

“Lo fundamental para concluir la obra es el árido, que es lo que nos está golpeando, al igual que la mascada. Con la gravilla no hay problemas. Lo otro en falta han sido la arena artificial y beneficiada y los elementos de pared (ladrillo, bloque). El acero está aquí.

“Para esas casas no tenemos todo el árido. La dificultad está en el transporte. El árido se trae de Consolación y Pons, en Minas de Matahambre. El municipio no ha podido garantizarlo, pero se hacen gestiones para que llegue rápido”.

El trabajador Francisco Medina Sánchez. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Ronal Hidalgo Rivera, primer secretario del Partido en San Luis, reconoció que a ese lugar no le han podido dar toda la atención necesaria por la escasez de recursos (“aunque ya están entrando”) y dificultades de transporte. “Es un área donde con un tanque séptico ya das vitalidad en un pequeño plazo de tiempo a varias casas, porque hay parte de esas estructuras en las que nada más se requiere techar paredes intermedias y lo otro es terminarlo”.

De las 30 viviendas con que contará el asentamiento, ocho serán financiadas por Caudal. Esta semana deben estar electrificadas al menos las 10 primeras.

“Casi todas las familias beneficiadas tienen problemas disfuncionales y son vulnerables. Es una zona que no estaba concebida en los planes de desarrollo del municipio; o sea, se concibió en un primer momento, pero no se había acabado de definir. Con el huracán ya fue definida”, agregó Hidalgo Rivera.

Constructivamente, son casas de tipología 4. Incluyen madera y una parte de cemento. Diseñadas para este tipo de evento climatológico, el baño es de mampostería y placa, para que la familia pueda guarecerse.

La meseta también sirve como refugio. Las tres o cuatro primeras hileras de la vivienda son de ladrillo o bloque; lo demás, madera, pero con una cimentación y el techo de zinc.

“Al principio las familias hicieron resistencia porque no querían la casa de madera, pero luego de ver la construcción, todos quieren”, dijo el directivo mientras mostraba, en una de las viviendas más avanzadas, las tablas de palma, y la pintura, con la cual también ya se cuenta.

Según el primer secretario del Partido en San Luis, la mayoría de las casas tienen tres cuartos y serán otorgadas en correspondencia con el número de integrantes de las familias.

“Las 10 primeras están bastante adelantadas, solo tres se han rezagado un poco más, porque hubo un problema en la entrada de los recursos, pero hay dos a las que solo les faltan detalles. Por la fuerza constructora no hay problemas. Son hombres comprometidos que están durmiendo en el lugar. Unas estarían a finales de diciembre y otras en los primeros días del año”.

Durante la visita al “José Martí” constatamos que ya están en el área de trabajo productos de los módulos de esas viviendas como el acero, el cemento y la gravilla.

La mayoría de las casas tienen tres cuartos. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

“Las casas se están terminado en unos 20 o 30 días. El día 28 deben estar las 10 primeras y pretendemos que el acto por el triunfo de la Revolución se haga en este asentamiento”, comentó el funcionario.

“Esta semana debe concluir la instalación hidrosanitaria, a cargo de los compañeros de Recursos Hidráulicos. El tanque séptico ya lo está construyendo el Micons. Con relación al agua, ya está todo instalado, lo que falta es fomentar el pozo”.

Al empeño en el que participa Caudal se suman las mipymes Bermar Pintura y NVC (nación, visión y construcción). Igualmente, brigadas de varias provincias; organismos como el Inder, Cultura y Educación, y entidades como Pecuaria, Comercio y Tabaco.

“En cada una de las viviendas vamos a entregar dos colchones nuevos que debe comprar la familia y que ya están en los municipios”, añadió el dirigente partidista.

La venta de colchones también será financiada para los trabajadores de Caudal.

“Todo lo que se entregue, lo financiaremos como un subsidio empresarial”, resumió Roberto Vázquez Hernández, presidente de ese grupo.

“Con el cierre económico, pensamos juntar todo el dinero que podamos, no solo para Pinar del Río, sino para el país entero”, afirmó.

En Video

Tomado de Cubadebate

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Relacionadas

Tele Pinar celebra sus 40

Llegaron los 40 años, pero aún somos jóvenes. Como en toda celebración los recuerdos viajan al pasado, exactamente a 1984, cuando un pequeño grupo integró la corresponsalía local, encargada de

Scroll al inicio