Portada » El reto de fortalecer las cooperativas agropecuarias en Pinar del Río

El reto de fortalecer las cooperativas agropecuarias en Pinar del Río

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Correo Electrónico
Imprimir
El reto de fortalecer las cooperativas agropecuarias en Pinar del Río
A partir del primero de octubre comenzará el proceso de balance y renovación de mandato en las cooperativas agropecuarias. / Foto: tomada de Cubadebate
Dinamizar las cooperativas agropecuarias desde los principios que las forjaron; evaluar su funcionamiento interno, la capacitación de sus directivos, así como el papel que desempeñan en la comunidad donde están enclavadas, son algunos de los aspectos a debatir en el próximo balance de estas estructuras, aplazado por más de dos años a causa de la Covid-19.

A partir del primero de octubre y hasta el 30 de noviembre iniciará en Pinar del Río el proceso, que además se lleva a cabo para la renovación y/o ratificación de mandato de las juntas directivas por un periodo de dos años y medio.

—— Te Puede Interesar: Beneficio de la hoja de tabaco requiere mayor esfuerzo en Pinar del Río

De acuerdo con Tomás Manuel García Crespo, jefe del departamento de Desarrollo Cooperativo en la Delegación Provincial de la Agricultura, es este el proceso político más importante que se va a realizar en esas instancias durante lo que resta de año y comenzará con una preparación desde el mes de septiembre.

“El objetivo, entre otros elementos, es elegir la junta directiva de la cooperativa mediante voto directo y secreto. Igualmente se selecciona una comisión de candidatura y el grupo de control y fiscalización.

“Tenemos que trabajar con la cantera de jóvenes. Existe un grupo no despreciable de cooperativas que necesitan de fortalecimiento en su dirección. Hay presidentes que son muy buenos, revolucionarios, pero ya no pueden cumplir con la tarea, incluso por problemas de salud.

“Hay que buscar renovación, jóvenes que puedan asumir. Ese es uno de los propósitos y un reto en el que hay que seguir trabajando. Tampoco es cambiar por cambiar, por eso es tan importante el consenso, además de con los asociados con la Anap y el sindicato, según corresponda”.

Explicó el funcionario que en las asambleas de balance se llevarán otros temas a debate como las relaciones contractuales con los diferentes actores de las cooperativas en el municipio y la implementación del programa de desarrollo de la cooperativa, que a pesar de la difícil situación que existe, cada estructura debe tener proyecciones y actualizar esos programas atemperados a la realidad cubana.

Igualmente se tratarán aspectos como la contratación, el trabajo con los usufructuarios, la atención a la fuerza calificada, y se definirán los objetivos para la próxima etapa. Cada municipio debe preparar una asamblea piloto y en todos los territorios asistirán los diferentes organismos globales de la economía, al igual que la dirección de la Anap, el sindicato y la delegación de la Agricultura.

SOLUCIONES QUE NECESITAN MÁS DINAMISO EN LAS COOPERATIVAS

“Hoy más que nunca es importante que la cooperativa tenga la fortaleza que requiere, porque es de ahí que sale más del 80 por ciento de nuestras producciones y no solo de comida, sabemos que el tabaco también sale de ahí, entonces es indispensable que marche lo mejor posible”, advierte García Crespo.

Luego de la identificación en el país de más de 300 cooperativas con una difícil situación económico-productiva acentuada con la implementación de la Tarea Ordenamiento, se trazó una estrategia de trabajo con el fin de rescatar, fortalecer y consolidar el trabajo de esas estructuras y se propusieron soluciones aplicables a las tres formas productivas del sistema de la agricultura.

“El proceso tiene una connotación positiva, pero no en todos los municipios se ha implementado con el mismo rigor. Hicimos un trabajo constante durante tres meses con funcionarios del Ministerio de la Agricultura, pero no todos los grupos temporales funcionaron con la misma entrega y responsabilidad. Los resultados podrían ser superiores”, refiere García Crespo.

Añadió que aún quedan asuntos pendientes por resolver, como es el caso de juntas directivas incompletas (falta el presidente, el vicepresidente o el económico), problemas con el asesoramiento jurídico, el pago de los anticipos establecidos; la falta de módulos pecuarios, del área de uso colectivo en caso de las CCS; balances que no se entregan en tiempo…

“La emigración también ha influido en el completamiento de las juntas directivas, y no es tan fácil buscar un presidente para una cooperativa. Los campesinos están haciendo un sacrificio enorme porque reciben muy pocos recursos. Por poner un ejemplo, la campaña tabacalera ha sido a pulmón, con ellos buscando el combustible por sus medios”.

Apuntó que hasta el momento se han disuelto 17 estructuras: tres CPA y 14 UBPC, mientras otras se fusionaron. Además, se identificaron 27 para el tratamiento financiero, o sea, la posibilidad de renegociar sus deudas con el financiamiento del país.

A decir del funcionario, las 34 medidas aprobadas por el Ministro de la Agricultura se han trabajado pero no con el rigor que llevan. “Si queremos tener cooperativas, tenemos que lograr que de verdad funcionen”.

En el mes de marzo había 73 cooperativas con situación económica crítica, hoy la cifra se ha reducido a 53. Hace poco se graduó un grupo de jóvenes como asesores jurídicos y se coordina con la Universidad Hermanos Saíz la posibilidad de incorporar carreras afines que garanticen el relevo en las juntas directivas.

Son tiempos en los que necesitamos seguir divulgando los valores y principios del cooperativismo, porque todavía hay desconocimiento. Necesitamos seguir apelando a la ciencia y la innovación. Necesitamos mucha dedicación y entrega. No estamos satisfechos, se ha avanzado, pero falta mucho por hacer”, concluyó el funcionario.

Tomada de Guerrillero

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Publicaciones Relacionadas

Ir arriba