Portada » Robots produciendo noticias en China: ¿Necesitamos un Isaac Asimov? (+ Video)

Robots produciendo noticias en China: ¿Necesitamos un Isaac Asimov? (+ Video)

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Correo Electrónico
Imprimir
Robots produciendo noticias en China
Foto: Cubadebate

Los robots redactores de noticias son el presente y parte del futuro de los medios de comunicación en China, asegura el profesor Wang Shiyu, de la Universidad de Estudios Extranjeros de la capital de esta nación asiática[i]. La influencia sobre las salas de redacción de estas herramientas basadas en la inteligencia artificial (IA) nos hace preguntarnos: ¿necesitaremos ir pensando en otro empleo de aquí a un tiempo?, ¿se requerirá de establecerles tres leyes similares a las enunciadas en su momento por el escritor de ciencia ficción Isaac Asimov? ([ii])

Durante su conferencia titulada La observación de los medios de comunicación en la era digital, el académico destaca que el periodismo chino está transversalizado por la inteligencia artificial al punto de transformar radicalmente las dinámicas de las salas de noticias y las diferentes fases del proceso productivoselección del acontecimiento noticiable, construcción y presentación de la noticia.

Te puede interesar: Aprueba China uso de primera vacuna nasal contra Covid-19

Es, dijo, parte de una tendencia más abarcadora que refleja el crecimiento de la economía digital. Lo hacen, detalla, teniendo como prioridades fundamentales la industrialización digital, incluyendo tecnologías, productos y servicios como el 5G, los circuitos integrados, el software, la IA, el big data, la computación en la nube y el blockchain; así como la fabricación inteligente, la Internet de los vehículos, la economía de plataforma y otras nuevas industrias convergentes y modelos de negocio.

Finalmente, expresa, todo eso converge en la gobernanza digital que abarca, entre otros elementos, la gobernanza multidisciplinar, que «suele caracterizarse por la participación de múltiples actores, la integración de la tecnología y la gestión de tecnología digital + gobernanza, y los servicios públicos digitales», precisa.

En el 2015, China acaparó titulares cuando apareció Kuaibi Xiaoxi, que podría traducirse como «noticias de pluma rápida», un robot asociado a la agencia oficial Xinhua que comenzó a publicar sus primeros despachos circunscritos a los temas financieros y deportivos. Luego le seguiría su «colega» Dreamwriter, que redactó y colocó su primera nota en la página electrónica del gigante del Internet chino, Tencent, reportó en ese entonces el Beijing Times.

Más tarde, relata Wang Shiyu, crecería su uso durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro para dar a conocer las informaciones sobre el acontecer más inmediato de dicho evento. En el 2018, Xinhua dio un paso más presentando al primer»conductor de noticias, un androide desarrollado por la firma Sogu, que trabaja las 24 horas y emula las expresiones humanas.

impacto economía digital medios china 580x345 1
Tomado de Cubadebate

Pero, ¿cómo funcionan realmente?

Wang Shiyu explica que estas herramientas de la Informática más avanzada generan preguntas resultantes del análisis de los intereses del público. Asimismo, «pueden transformar los sonidos de un video automáticamente en texto; y en el nivel de los servicios de información logran un grado de personalización gracias a gran cantidad de lecturas detalladas y el análisis de la opinión pública.

«Por ejemplo, dice, les permite a los usuarios personalizar qué tipo de información texto o video quieren; o tomar decisiones sobre el tema o el modo de escuchar o leer las noticias. Digamos, si prefieren los textos en caracteres tradicionales pueden verlos en esa versión; si se inclinan por los textos modernos, pueden hacerlo en ese formato. A través de la inteligencia artificial podemos descubrir los intereses de los usuarios y construir motores para captarlos y llevarlos a un nivel de microproducción en las salas de redacción de noticias. Son de gran ayuda en la redacción, porque pueden reducir su costo de producción».

Semejante evolución ha sido posible, añade el profesor, por el desarrollo acelerado de la infraestructura y el acceso masivo a los recursos de la era digital que ha experimentado el país desde finales del siglo pasado. [iii]

Al mismo tiempo porque, destaca, las empresas especializadas en la economía digital están entre las de más rápida expansión. Desde que se fundaron las primeras a mediados de la década de 1990, su número ya sobrepasa las mil y están registrando tasas de crecimiento, incluso, superiores a las de la economía tradicional.[iv]

conferencia robots noticias China 2022 0002 580x396 1
Tomado de Cubadebate

Un fenómeno de estas características suscita varias interrogantes:

Periódico 26: ¿Qué marco regulatorio tiene China para su economía digital y en particular para las noticias hechas por robots?

Wang Shiyu: «La regulación de la economía y los medios en el ámbito digital, por ejemplo, la hemos realizado en sintonía con Europa. El objetivo es la protección de los intereses de los derechos del consumidor.

«China ha realizado la primera revisión de su Ley antimonopolio que en su Artículo 9 ahora establece claramente que los operadores no utilizarán los algoritmos, la tecnología y las ventajas de calidad y las normas de la plataforma para prácticas monopólicas o prohibidas por la Ley. Además, los operadores con posición dominante en el mercado no pueden abusar de esa primacía.

«La economía digital se ha convertido en una de las palabras clave de China. Está relacionada con la vida de cada uno de nuestros habitantes. Y su progreso depende tanto de la elaboración de leyes innovadoras por parte del Estado, como de su acatamiento por las personas. Muchos académicos que trabajamos en este ámbito reflexionamos sobre esta nueva relación de los medios de comunicación y la humanidad».

Wang Shiyu: «En primer lugar, en China tenemos un refrán que dice: Los rumores corren más rápido que la verdad. Vivimos en una época en que buscamos la verdad y las informaciones reales. Sin embargo, en el proceso de búsqueda, por algunas razones, podemos estar lejos de ella. En la era de la Internet, los usuarios pueden ser influenciados por los rumores. Eso plantea una demanda muy alta para los periodistas, quienes son los garantes de que los usuarios reciban productos de calidad.

«En segundo lugar está el fenómeno que llamamos información en casa del capullo. Significa que, la elección de las informaciones realizadas automáticamente por el robot, casi siempre será sobre un tema específico; pues ellos asumen que el usuario estará interesado solo en estas. Eso conduce a que los internautas vayan teniendo conocimientos cada vez más limitados a asuntos específicos. Así que, en algún sentido pensamos que sí, que estas tecnologías pueden estrechar el campo de conocimiento de una persona.

«En tercer lugar, está la brecha digital de la información. Este es un tema de tecnología y social. Ahora no solo existe la división o diferenciación económica entre ricos y pobres o por cuestiones de edad. También hay distancias entre la información en perjuicio de los vulnerables. Frente a esto, por ejemplo, la versión china de TikTok lanzó versiones especiales para los ancianos. Algo similar hicieron buscadores muy populares como Baidu o plataformas multiusos como Wechat, con servicios de caracteres grandes enfocados en las personas de la tercera edad. Algunos medios están añadiendo versiones de lectura para adultos mayores.

«La cuarta palabra clave que tenemos en cuenta es la ética de los robots. No solo estos pueden funcionar mal, también las personas que los fabrican. Es decir, si quienes escribieron los algoritmos tienen malos juicios de valores o en su mundo espiritual, esos males van a proyectarse en los algoritmos y los robots».

Periódico 26: Al escucharlo hablar de información en casa del capullo, encontramos muchos puntos de contacto con lo que nuestros expertos definen como la burbuja informativa, en la que paulatinamente se van introduciendo las personas al consumir cada vez más solo noticias cercanas a sus gustos o inclinaciones políticas, justamente por el análisis que de ellos hacen los algoritmos que procesa el big data.

Wang Shiyu: «En China esa información reducida y limitada es solo un fenómeno dentro de la etapa de desarrollo tecnológico. Los algoritmos y las tecnologías todavía están progresando. Entonces, ciertamente este puede recomendar las noticias que nos interesarían; pero también pueden proponer otras en las que no. Así podemos ampliar el horizonte de conocimientos del público.

«Por otro lado, según algunas investigaciones, esto no ocurre en cada una de las personas. Nosotros obtenemos informaciones de formas distintas, en diferentes plataformas. Así que las noticias que recibimos en los celulares o en las computadoras son disímiles. No solo aceptamos pasivamente las informaciones, también de forma activa. A pesar de que ese fenómeno parece horroroso, en realidad no es tan simple.

«A través del desarrollo de las tecnologías ciertamente puede haber restricciones a la noción de la realidad; sin dudas, es una amenaza clave al horizonte de conocimiento de las personas».

Periódico 26: Al referirse a la regulación, notamos que el énfasis está quizás demasiado en el aspecto comercial. Como usted mismo ha dicho, existe el riesgo de crear algoritmos desde una moral torcida. ¿Han pensado en establecer una especie de tres leyes de la robótica para las máquinas redactoras de noticias? Y, ¿cómo ha reaccionado el gremio periodístico ante la posibilidad de ser sustituidos por las máquinas?

Wang Shiyu: «Muchas gracias por sus preguntas.

«En el caso de la regulación de los robots, actualmente todavía se limita a las existentes en las industrias.

«Los académicos y expertos que estudiamos estos temas creemos que es un proceso todavía no desarrollado lo suficiente como para que los robots representen un riesgo para los seres humanos; y no tiene por qué llegar a serlo. Solo cuando la tecnología se desarrolle hasta cierto punto surgirán espontáneamente algunos problemas y de ahí las leyes y reglamentos desde el nivel gubernamental.

«Desde luego, entre los periodistas existe preocupación. Pero no solo hay noticias económicas, meteorológicas y deportivas que son las que están haciendo los robots. Hay otros campos de noticias que son las de no ficción, como las entrevistas de personalidad. Los robots no pueden sustituir a los entrevistadores para hacerlas.

«Así que la sensación de peligro se genera principalmente entre los periodistas que no están capacitados para hacer este tipo de entrevista a fondo. Si se especializan solo en escribir noticias sí podrían ser eventualmente sustituidos; pero si se especializan a fondo en las entrevistas y crónicas, entonces los robots no serán una amenaza».

NOTAS:

[i] Wang Shiyu es profesor de la Escuela de Periodismo y Comunicación Internacional de la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín. Doctor en Comunicación por la Universidad de Pekín. Su línea de investigación incluye los nuevos medios de comunicación, la escritura de no ficción y el periodismo deportivo. Publicó un libro titulado El espejo mediático de los deportes chinos. Una perspectiva narrativa sobre el discurso cambiante de la información deportiva y una traducción de The Cambridge History of Canada, ha publicado, además, 10 artículos en revistas especializadas.

[ii] Las tres leyes de la robótica son un conjunto de normas elaboradas por el escritor de ciencia ficción Isaac Asimov aplicadas a la mayoría de los robots de sus obras y que están diseñados para cumplir órdenes. Aparecidas por primera vez en el relato Círculo vicioso (Runaround) de 1942, establecen lo siguiente: Primera Ley: Un robot no hará daño a un ser humano, ni por inacción permitirá que un ser humano sufra daño. Segunda Ley: Un robot debe cumplir las órdenes dadas por los seres humanos, a excepción de aquellas que entren en conflicto con la primera Ley. Tercera Ley: Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o con la segunda Ley.

[iii] Datos dados a conocer esta misma semana indican que China fue de los 564 millones de usuarios en la red en el 2012 a mil 32 millones al cierre del 2021; eso significa que más del 73 por ciento de su población está en la red. Adicionalmente se sabe que el 99,7 por ciento de los teléfonos inteligentes existentes en el país están conectados a la web y que los chinos pasan un promedio de 28 horas semanales conectados. En el rango etario salvo las personas menores de 10 años de edad que son el tres por ciento de todos los conectados, el resto de los grupos de edades están casi equitativamente representados con porciones del total entre el 13 y el 20 por ciento.

En cuanto a ámbitos de consumo hasta el 2020, las razones más preponderantes para conectarse aquí, eran por ese orden: la mensajería instantánea, ver videos, pagar o transferir fondos, hacer compras, consumir noticias, ver transmisiones en vivo, acceder a servicios de entrega de alimentos a domicilio, y acceder a servicios o contenidos educativos.

[iv] Según el informe sobre el desarrollo de la Internet en China (2021), hay 1 454 empresas de inteligencia artificial, asentadas fundamentalmente en las cuatro grandes áreas metropolitanas de Beijing, Tianjin y Hebei, el delta del río Yangtsé, el delta del río Perla y Sichuan y Chongqing. El despegue de esta industria se produjo a partir del año 2003 y alcanzó su auge en el 2015. En el 2021, la escala de la industria principal de la IA de China facturó 1 998 mil millones de yuanes; dentro de cuatro años se estima que supere los 600 mil millones de yuanes.

En video, conferencia del experto

Tomado de Cubadebate

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Publicaciones Relacionadas

Celebra hoy Joven Club su aniversario 35

Celebra hoy Joven Club su aniversario 35

Los Joven Club de Computación y Electrónica celebran hoy a su aniversario 35 con el encargo de acercar las nuevas tecnologías a las familias cubanas, en apoyo a la política de transformación digital del país. La institución

Ir arriba