Portada » Un sueño llamado Rocío del sol

Un sueño llamado Rocío del sol

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Correo Electrónico
Imprimir
El centro ha recibido ya más de 4 000 visitantes y gana paulatinamente en aceptación. Foto: Ronald Suárez Rivas

Pedro Cabrera lo confiesa: cuando comenzó a corretear por estas lomas siendo apenas un niño, jamás pensó que algún día podrían convertirse en un destino turístico para miles de personas de Cuba y de otras partes del mundo.

Por eso, en ocasiones todavía le parece que no es verdad, que es apenas un sueño del que pudiera despertar en cualquier momento; pero Rocío del sol, ese proyecto que durante años se ha estado gestando en los bosques del municipio pinareño de Guane, se vuelve cada vez más real en la medida en que avanzan los senderos y los miradores, se acondicionan las áreas de baño y se construyen las cabañas.

En medio de una geografía sorprendente y llena de bellezas de la flora y la fauna, es uno de los dos primeros centros turísticos de desarrollo local sostenible que se levantan en Vueltabajo (el otro se ubica en el municipio de La Palma), y parte de la premisa de mantener una relación amigable con el medioambiente.

En todo momento se ha tratado de que el impacto sobre la naturaleza sea el menor posible, y que en las construcciones que ya están listas o en las que se encuentran en proceso, no se realicen movimientos de tierra (todo es hincado sobre horcones), que se aproveche al máximo la luz solar y que se empleen materiales locales como la madera y el guano.

Aunque todavía queda mucho trabajo por delante, Pedro señala que ya han pasado por acá más de 4 000 personas.

«Aquí hemos tenido visitantes de toda la provincia y de otros países como Estados Unidos, Alemania, España, Canadá», dice.

Rocío del sol es resultado del esfuerzo conjunto de la Empresa Agroforestal Macurijes (responsable de esta área en la que se halla enclavado el centro turístico, y principal ejecutor) y el Gobierno municipal de Guane, en estrecha colaboración con la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca y la dirección de desarrollo territorial del Gobierno de Pinar del Río.

El proyecto contará con un centro de visitantes, 15 cabañas para el alojamiento, bar-cafetería, restaurante, áreas de baño en las piscinas naturales que han formado las aguas cristalinas del río Guasimal.

Además, un sitio para la meditación y tres para el descanso en hamacas, y una serie de opciones típicas del turismo de naturaleza como las caminatas, el senderismo, las cabalgatas, el canopy y las bicicletas de montaña.

Las edificaciones interactivas con el entorno le permitirán al visitante contemplar el bosque y hasta vivir dentro de él. Foto: Ronald Suárez Rivas

SACARLE PROVECHO A LA BELLEZA

Su nombre hace referencia a una de las dos especies de plantas insectívoras que se encuentran en la región, y que se incluyen entre los atractivos naturales de un entorno prácticamente virgen, que comprende también 16 tipos distintos de orquídeas, 69 de aves y 72 especies forestales.

«El objetivo de esta iniciativa es darle un valor agregado a ese patrimonio tan rico que tenemos en la zona, a fin de obtener ingresos que puedan reinvertirse en el desarrollo del municipio y de la Empresa Agroforestal, por la vía del turismo», comenta Pedro.

En ese sentido, explica que ambos acometen la inversión, con una participación de un 70 (empresa) –30 (Gobierno municipal), y que en esa misma proporción prevén la repartición de las ganancias.

De hecho, afirma que, aunque faltan muchos objetos de obra por terminarse, ya el proyecto genera utilidades para las dos partes.

Entre las acciones que se han concluido están el acondicionamiento de una primera área de baño, los senderos, dos miradores y un bar-cafetería.

A ellos se debe sumar, para el verano, una segunda área de baño, otro mirador, y las primeras seis cabañas, con capacidad para 24 personas.

Cabrera señala que tendrán todas las comodidades de ese tipo de instalaciones, como baños confortables, agua fría y caliente, y televisión por cable.

Sin embargo, un diseño que tiene en cuenta los conceptos de la arquitectura bioclimática hace que no necesiten aire acondicionado para mantener una temperatura fresca todo el tiempo.

Levantada en su inmensa mayoría por los propios habitantes de esta zona apartada del occidente pinareño, la instalación cuenta entre sus bondades el haber dado empleo, hasta el momento, a 54 personas.

Es el caso de Roberto Ramos, que se inició como carpintero y hoy es dependiente del bar-cafetería, o de José Ángel Izquierdo, que comenzó de constructor y hoy es agente de seguridad y protección.

Ninguno de los dos pensó que esta parte del bosque podría convertirse en lo que ya es.

«Ni siquiera cuando empecé como carpintero creí que esto se fuera a transformar de esta manera», confiesa Roberto.

«Aquí se ha trabajado duro. Esto es algo que todavía no nos creemos. Aún no se ha terminado, pero ya se ve un desarrollo, la gente está viniendo y se va complacida», advierte José Ángel.

MÁS BONITO QUE EN LAS FOTOS  

Así lo confirma Justo Leiro, cubano residente en Estados Unidos, quien decidió traer a su familia para conocer el lugar y, ahora, promete que regresará, o de Lisandra Barreto, que lo eligió para celebrar su cumpleaños.

«Estoy encantado con esto. Es muy bonito y las atenciones son excelentes», destacó Justo.

En tanto, Lisandra cuenta que lo había visto en fotos, pero que en vivo y en directo «es todavía más bello».

Pedro Cabrera, el director, asegura que la idea es que los que han participado en la construcción de la instalación puedan seguir trabajando en ella cuando todo esté terminado, en los distintos servicios que se ofertarán al público o en las tareas de mantenimiento.

Cuando ve las perspectivas que comienzan a abrirse para esta área donde jugaba de niño, confiesa que es como un sueño que se convierte en realidad.

«Si antes sentía orgullo de este paisaje, con todas las bellezas que tiene, ahora lo siento aún más».

  • El turismo local sostenible de pequeña escala es una práctica internacional que ha crecido a un ritmo acelerado en las últimas décadas, y que en nuestro país pudiera generar importantes beneficios para los municipios.      
  • Apostando por las bellezas naturales que abundan en la Isla, y por su rica cultura (más allá de los tradicionales destinos de sol y playa), la iniciativa tiene el propósito de mostrar una nueva perspectiva para el sector empresarial y su articulación con otros actores, en aras de conformar encadenamientos que ayuden a dinamizar las economías locales.
  • En este sentido, Rocío del sol constituye una suerte de experiencia demostrativa que se espera sirva de ejemplo para otros territorios.
  • Aun cuando en Cuba existen otras construcciones hechas a partir de los recursos endógenos, y se practica el turismo de naturaleza, la novedad radica en que es la primera vez que se aplica con un concepto de integralidad, formando parte de un programa de desarrollo turístico local e incluido en la estrategia de desarrollo del municipio.

(Tomado de Granma)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Relacionadas

Pinar del Río por preservar su patrimonio boscoso

Al cierre de 2023 la cobertura forestal de Pinar del Río era del 48.32 por ciento. De ahí que restaurar las tierras, detener la desertificación y fortalecer la resiliencia a

En Pinar del Río, por una huella verde

Sensibilizar y reflexionar sobre el cuidado del medioambiente y las problemáticas medioambientales fueron algunas de las motivaciones de la jornada «Por una huella verde» que recientemente tuvo lugar en el

Fidel Castro: “La Humanidad hay que empezar a salvarla ya” 

Fidel Castro siempre promovió el cuidado del medio ambiente bajo una filosofía profundamente humanista, abogando por la necesidad de garantizar un desarrollo sostenible, sin descuidar la educación y conciencia ambiental. Sin duda, fue

Scroll al inicio