Portada » El caso del árbitro falso en Pinar del Río, la novela continúa (+ Audio y Video)

El caso del árbitro falso en Pinar del Río, la novela continúa (+ Audio y Video)

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Correo Electrónico
Imprimir
Foto: Cubadebate

El caso del nombre falso del árbitro en Pinar del Río es un novelón para nunca acabar, con puntos de giro que nos hacen encontrar una nueva arista cada semana. La de esta ya viene siendo el desenlace, pero, en lugar de soluciones, crea más dudas.

El pasado lunes, durante la habitual conferencia de prensa en el Estadio Latinoamericano, fueron anunciadas por la Federación Cubana de Béisbol (FCB) las sanciones aplicadas a los implicados. Las reproducimos a continuación:

  • Ricardo Campanioni Arrechea (árbitro): suspensión de continuar participando en los juegos restantes de la competencia.
  • José Andrés Ramos Aroche (anotador auxiliar): suspensión de continuar participando en los juegos restantes de la competencia.
  • César Pérez Cruz (supervisor de árbitros): suspensión de continuar participando en los juegos restantes de la competencia.
  • Charles Díaz Fuertes (comisario técnico): suspensión de continuar participando en los juegos restantes de la competencia.
  • Janet Moreno Mendinueta (árbitra jefa de grupo): prohibición de participar en dos subseries de la competencia.

Iremos por partes. Todo comenzó el 16 de abril de 2024, en la subserie entre Pinar del Río y Matanzas en el estadio Capitán San Luis, de Pinar del Río.

Yasser Julio González despachó jonrón decisivo en el noveno: Foto: JIT.

En el noveno inning, cuando los locales perdían 8-6, el noveno jonrón de la temporada de Yasser Julio González, esta vez frente a Armando Dueñas, hizo soñar con el triunfo a los vueltabajeros. Luego, llegó doble del receptor Jorge Yoan Rojas al jardín central. En ese momento, vibraba el Capitán San Luis.

Vino Luis Pablo Acosta y se ponchó. Llamaron entonces a Mario Lázaro Sánchez como corredor emergente en segunda. Siendo el turno de Yasiel Agete, Sánchez se fue al robo, acción en la que el árbitro Ricardo Companioni decretó out.

La jugada despertó el descontento entre el público. Algunos espectadores se proyectaron de manera violenta, para nada justificable, independientemente de lo que pasara en el juego, el calor de esta época del año, que enciende los ánimos, y la sed de victoria en un estadio con cerca de 6 000 personas en las gradas.

Hasta las redes llegó la inconformidad. Un video subido por el periodista Ernesto Amaya Esquivel, de Radio Guamá, mostraba que Sánchez llegó con tiempo a tercera base.

Pero como el juego no se estaba transmitiendo por televisión, no existió la posibilidad de reclamar y, tras las protestas, el partido se reanudó. Agete fue puesto out y finalmente ganó Matanzas (8-7), con éxito a la cuenta de Noelvis Entenza.

Para no extendernos en el relato, Ricardo Companioni no impartió justicia el 17 y 18 de abril. Regresó a ese rol el día 20, como árbitro de segunda. Si fue suspendido o no esos días, aún no se sabe. Al respecto no se han emitido declaraciones, solo conocemos que no fue al estadio.

El retorno del ampáyer espirituano ocurrió bajo una identidad falsa, los días 20 y 21 de abril. Fue anunciado por la ampliación local del Capitán San Luis con el nombre de Roberto Rodríguez, que no aparece en ninguno de los listados oficiales. De ello dieron fe peloteros, aficionados y el periodista Osbel Benítez Polo, de Radio Guamá. Todos escucharon a Roberto Rodríguez en segunda.

Luego, el asunto pareció entrar en calma por unos días. Incluso, Companioni arbitró en el desafío entre la Isla de la Juventud y Matanzas, en el Victoria de Girón.

Pero la presión en redes continuó hasta que el 27 de abril llegó el pronunciamiento de la FCB en su cuenta en X:

“Es falso que algún árbitro actuara con nombre falso en la 63 SNB. No ha sucedido ni sucederá, aunque algunos se empeñen en afirmarlo, faltando, intencionalmente, al más elemental sentido de la ética”.

Lo anterior fue duramente criticado por la afición y, como consecuencia, retirado cuando habían pasado unos 25 minutos. El periodista pinareño Osbel Benítez pidió una investigación sobre lo sucedido.

Posteriormente, en otro tuit, la Federación informó sobre una investigación.

En conferencia de prensa el 29 de abril en el Estadio Latinoamericano, el presidente de la Federación Cubana de Béisbol y comisionado nacional, Juan Reinaldo Pérez Pardo, reconoció que cuando se emitió el primer tuit no se contaba con todos los elementos para hacerlo y agradeció al periodista Osbel Benítez Polo por pedir una investigación.

Hasta aquí, un resumen de la introducción y parte del desarrollo. Iremos entonces a las sanciones aplicadas, luego de dos semanas de investigación.

Primero, llama la atención que la jefa del grupo arbitral (Janet Moreno) sea suspendida solo dos subseries, cuando otros con menor implicación fueron separados de la pelota cubana por el resto de la temporada.

El entrenador Charles Díaz. Foto: Angélica Arce Montero/Cubadebate.

“Ese problema (la polémica jugada en tercera) se suscitó el primer día de la subserie con el árbitro Companioni. Yo envié a la Comisión Nacional un audio en el que explicaba que no estaba de acuerdo con que Companioni continuara en la subserie con Pinar del Río y que había que buscar otra alternativa.

“El responsable de la Serie Nacional, Carlos Martín, me dijo que ellos no tenían decisión sobre eso y que se lo pasara al comisario de árbitros. Y así lo hice. En los primeros juegos después del incidente, Companioni no apareció, no hubo problemas y trabajó el miércoles y el jueves otro árbitro de sóftbol, porque no hay reserva de árbitros de béisbol en Pinar.

“El sábado no podía arbitrar, porque tenía compromisos personales. Entonces, ponen a Companioni en segunda. El anotador hace su función, recoge la rotación de los árbitros y Janet, que es la jefa de grupo, le informa que anuncie el árbitro en segunda como Roberto Rodríguez.

“Cuando lo dicen por la amplificación local, yo no lo entendí bien por la bulla del público y porque se oye poco donde me siento. Me enteré del nombre falso cuando el anotador me informó que la jefa de grupo había dado ese nombre. Le pregunté si lo habían puesto en la hoja de anotación y me contestó: ‘No se puede, porque no está comprendido entre los árbitros designados para la Serie Nacional’.

“Eso quedó ahí. Al otro día, volvió la situación. El anunciador oficial llamó abajo preguntando por qué ese nombre. Le dije que se lo pasara a Reglas y Arbitraje, porque es la orientación que tenía. El chequeador de árbitros me explicó que habían decidido poner a Companioni en segunda con otro nombre para que el público no se diera cuenta de que era Companioni.

“Cómo tenía orden de que eso no era problema del comisario técnico, no comuniqué nada. Pero ya el problema se había destapado y desencadenado porque la transmisión de radio lo dijo.

“La medida de la suspensión me la informaron 15 minutos antes de la conferencia de prensa. Yo estaba en mi casa esperando si iba a seguir chequeando juegos o no. Me dijeron que no, que se había determinado que no trabajaría más en la serie.

“Les respondí que no estaba de acuerdo y que no me iba a dejar vencer. Primero, ponen Charles Díaz, que no es mi nombre oficial; es el del béisbol. Me llamo Juan Guillermo Díaz Fuerte y no conocen ni eso.

“Lo otro es que plantean que, como jefe de la competencia, tenía que haber intervenido en eso. Pero ellos me orientaron que eso era un problema de Reglas y Arbitraje. No hay transparencia ni justeza”.

José Andrés Ramos Aroche, anotador auxiliar, explicó al comentarista Osbel Benítez Polo que su responsabilidad es recoger, llevar y firmar el lineup y entregar en las cabinas la rotación de los árbitros.

“El sábado 20, antes del juego, me informó la jefa de árbitros Janet Moreno que comunicara al anunciador local que dijera el nombre de Roberto Rodríguez. Incluso, le pregunté ‘¿quién?’ (…) Eso fue lo que pasó realmente”, contó a Benítez Polo.

La Federación Cubana de Béisbol, que inicialmente se contradijo en un tuit, tendrá que volver a revisar el caso e ir eslabón por eslabón.

Tampoco nos queda claro quién dio la orientación del nombre falso a Janet Moreno y mucho menos sabemos quién es Roberto Rodríguez.

Lo que sí está claro, entre tanto cabo suelto, es que se ha faltado el respeto a la afición cubana, por naturaleza seguidora del béisbol, un deporte que ha sido declarado como patrimonio cultural de la nación.

Hombres comprometidos y de probada ética como Charles Díaz –quien ha vivido para el béisbol cubano y descubierto talentos como Omar Linares, Alexander Ramos o Alexei Ramírez – no merecen que sus nombres sean empañados de esa manera.

En una temporada caracterizada por indisciplinas de aficionados, árbitros y jugadores, todo apunta a que el novelón esta vez no tendrá un final adecuado. En espera del siguiente capítulo, concluimos estas líneas.

(Tomado de Cubadebate)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Relacionadas

Novela del arbitraje: ¿Capítulo final?

Otra vez el centro de la conferencia de prensa que cada lunes ofrece la Comisión Nacional de Béisbol y la Federación Cubana de esta disciplina giró sobre el arbitraje. Por más explicaciones

Scroll al inicio